El Grupo Socialista considera que las inundaciones del viernes están directamente relacionadas con un modelo urbanístico insostenible El concejal José Zapata mantiene que la imposibilidad de ejecutar el Plan de Infraestructuras Hidráulicas de la zona norte con macro tanques de tormenta se debe realmente a la inviabilidad económica y ambiental del urbanismo voraz del PP

El concejal del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia, José Zapata, ha criticado que la inundación que vivió la ciudad de Murcia el pasado viernes tras las fuertes lluvias es la consecuencia de un "urbanismo torpe e insostenible" que la economía razonable y la propia naturaleza impiden.

"Las prisas del beneficio inmediato, la megalomanía, la imprevisión y la insosteniblidad urbanística están detrás de que Murcia se inunde cada vez que llueve", critica el concejal del PSOE, según informaron fuentes de esta formación política en un comunicado.

En este sentido, Zapata apunta que "la respuesta a la imposibilidad de desarrollar el Plan de Infraestructuras Hidráulicas de la zona norte con macro tanques de tormenta realmente está en la inviabilidad económica y ambiental de un modelo de urbanismo insostenible que va contra el sentido común, llegando a su máximo exponente con la construcción de una guardería en plena rambla de Espinardo", recalca.

"Donde inicialmente estaban previstas 7.000 viviendas, con los convenios pasaron a ser 20.000, asumiendo un desarrollo urbanístico basado en exclusiva en el negocio del suelo barato y la vivienda cara, y no en las necesidades reales", insiste Zapata.

El concejal socialista recuerda que el Grupo Socialista ha venido reiterando desde 2003 que el crecimiento de una ciudad "debería ser desde dentro hacia fuera, acompasando la red de saneamiento al ritmo de edificación".

Asimismo, ha afirmado que lo mismo debería pasar "en los nuevos crecimientos, que suelen ser antiguas zonas de huerta, aprovechando la red de riegos tradicionales, construyendo tanques en los jardines que servirían de reserva de aguas para el mantenimiento de los mismos y la limpieza viaria, y que serían aliviaderos en casos de lluvias torrenciales con cargo a las obras de urbanización".

Por último, Zapata recuerda que la naturaleza "siempre superará cualquier solución técnica por millonaria que sea, por lo que deben canalizarse adecuadamente las zonas de influencia de ramblas y escorrentías próximas a núcleos de población y evitar construir cerca de ellas".

Consulta aquí más noticias de Murcia.