El Ayuntamiento de Vera (Almería), uno de los seis municipios que resultaron más afectados por la gota fría del pasado viernes que se ha cobrado cuatro vidas en la provincia, ha pedido a la Universidad de Almería (UAL) voluntarios para ejecutar distintas tareas que devuelvan la normalidad a la villa, así como para participar en el Banco de Alimentos en clasificación y reparto de alimentos.

Así lo ha indicado la institución académica en un comunicado en el que precisa que el Secretariado de Acción Estudiantil ha dado a conocer este jueves entre la comunidad universitaria la demanda realizada por el Ayuntamiento de Vera, que ha habilitado en su página web un número de teléfono destinado a voluntarios y un número de cuenta bancaria para donativos en beneficio de los damnificados.

Este secretariado, que depende del Vicerrectorado de Estudiantes, Extensión Universitaria y Deportes, ya ha hecho llegar la información a los estudiantes, por lo quien esté interesado en colaborar, puede hacerlo enviando un correo con sus datos volunta@ual.es.

El contingente integrado por 70 militares, una veintena del cuerpo de ingenieros del Ejercito de Tierra, que se incorporó el sábado al municipio para realizar labores de reconstrucción se ha retirado de la zona.

Según la información facilitada por el Consistorio a Europa Press, hasta el momento se han registrado 1.400 solicitudes de reclamación de daños en viviendas, de forma que los técnicos municipal ultiman un informe de daños que remitirán este viernes a modo de avance al Consejo de Ministros para dar conocimiento de la situación en la zona, en donde se ha recuperado al 98 por ciento el servicio de agua y prácticamente la totalidad del flujo eléctrico.

En cuanto a las infraestructuras, se espera que a lo largo del fin de semana uno de los puentes, dependiente del servicio de Obras Públicas de la Diputación de Almería, pueda ser reacondicionado para su tránsito, mientras que otro puente, dependiente de la Junta de Andalucía y que quedó dividido en dos, tardará más tiempo en volver a estar en funcionamiento.

El Ayuntamiento de Vera mantendrá abiertas durante todo el fin de semana oficinas municipales donde los ciudadanos puedan comunicar los daños y desperfectos sufridos en sus posesiones, ya que el Consorcio de Compensación de Seguros estimara en unas 4.500 las viviendas afectadas por la riada, que ha motivado la aprobación en pleno y por unanimidad de la petición de zona catastrófica en el Levante almeriense.

Las riadas en este municipio se cobraron la vida de un ciudadano belga de 90 años, quien falleció de un infarto de miocardio cuando era evacuado en helicóptero desde la azotea del hotel Vera Beach hasta el hospital comarcal de La Inmaculada, en Huércal-Overa, y de una mujer de nacionalidad británica, de 52 años, cuyo cadáver fue recuperado el miércoles en alta mar frente al litoral de Los Escullos.

Consulta aquí más noticias de Almería.