El Ayuntamiento de Tomares (Sevilla), gobernado por José Luis Sanz (PP), ha reclamado amparo al Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, a cuenta del "reiterado acoso político" al que viene siendo sometido a manos del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), que recientemente estimaba dos quejas contra esta administración local por emitir en su radio municipal programas informativos y de opinión de Intereconomía. Para el Ayuntamiento, la institución ejerce como "un consejo inquisitorial" e intenta promover la "censura".

El Consejo Audiovisual de Andalucía, como se había informado, ha estimado dos quejas por falta de neutralidad en Radio Municipal de Tomares, tras constatar que esta emisora retransmite en directo los programas informativos y de opinión de Intereconomía. "Sin posibilidad, por tanto, de garantizar que estos programas cumplen los requisitos de neutralidad, independencia y participación política y social exigibles a todos los medios de comunicación públicos", según explicaba este ente en un comunicado remitido a los medios de comunicación.

La función informativa

Según defiende el CAA, se ha constatado que la emisora municipal "carece de servicios informativos propios", ya que lo que emite es un magacín matinal que "no puede considerarse un informativo ni por su orientación ni por su formato". La función informativa exigible a un prestador de servicio de titularidad pública se suple en Radio Tomares con la difusión "en directo" del noticiario 'Crónica' y de los programas de opinión y actualidad 'El Gato al Agua' y 'La Espuela'.

En su resolución, el CAA recuerda que, a diferencia de los prestadores de servicio de comunicación audiovisual de titularidad privada (a los que asiste el derecho de fijar una línea editorial ideológica y pueden, legítimamente, dirigirse a un sector de la sociedad coincidente con ella), las radios y televisiones públicas están obligadas por Ley a garantizar la neutralidad y el pluralismo político y social, así como el servicio público local con la emisión de noticias locales mediante la producción de informativos. Requisitos que no son exigibles a los medios privados.

Petición de amparo a chamizo

Dado el caso, el Ayuntamiento de Tomares ha elevado un escrito a José Chamizo solicitando amparo ante el "reiterado acoso político" promovido por la mencionada institución. El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Tomares, Eloy Carmona (PP), señala al respecto en un comunicado que el Consistorio "se encuentra totalmente indefenso ante el acoso del Consejo Audiovisual. No podemos defendernos de lo que se nos acusa, puesto que aún no conocemos qué se nos pide, mientras la prensa sí lo conoce desde hace una semana".

Para el Ayuntamiento, "esta actitud pone en evidencia que el CAA se ha convertido en un consejo inquisitorial, cuya única función es perseguir a aquellos ayuntamientos cuyo color político no le gusta con la intención de implantar la censura en Andalucía", ha añadido Carmona.

"persecución" desde 2010

Según defiende el Ayuntamiento, la "persecución" del Consejo Audiovisual a Tomares se inició en abril de 2010, cuando este organismo decidió sancionar a la televisión municipal por supuesta falta de pluralidad en sus informativos. Lo grave de esta sanción es que "nunca pudo haber falta de pluralidad en los informativos denunciados, porque nunca existieron, ya que para esa fecha la televisión había dejado de existir debido al apagón analógico". A pesar de todo, al Consejo Audiovisual "no le importó y siguió adelante hasta sancionar al Ayuntamiento".

El Ayuntamiento, que ya en 2010 pidió amparo ante el Defensor del Pueblo a cuenta de los hechos ya narrados, vuelve a solicitar su intervención porque entiende, explica Carmona, que "el CAA lejos de rectificar en su persecución, sigue hostigando a Tomares con el único objeto de perjudicar al Ayuntamiento, por lo que pedimos que el Defensor supervise al supervisor".

La nota a los medios de comunicación

En el escrito presentado, el Ayuntamiento expone que el CAA ha "vulnerado gravemente el funcionamiento del ordenamiento jurídico al dar a conocer una resolución a los medios de comunicación antes que a las partes interesadas, en este caso el Ayuntamiento de Tomares". El escrito señala también que la "persecución" a la que está siendo sometido el Ayuntamiento es sin duda "planificada, como se demuestra en que el CAA ha preferido dar a conocer primero a los medios de comunicación un expediente de naturaleza administrativa que a la parte afectada, que no es otra que el propio Ayuntamiento".

En tercer lugar, el Consistorio avisa de que esta presunta vulneración "supone una quiebra en la defensa de los legítimos intereses del Ayuntamiento de Tomares. Finalmente, alega el Ayuntamiento que este organismo "tiene que velar por el cumplimiento del ordenamiento jurídico en su parcela de medios de comunicación", pero "es el primero que transgrede las normas de forma directa para, lejos de proteger el pluralismo y la neutralidad política, perseguir un objetivo que en absoluto está amparado en las normas de funcionamiento del propio consejo".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.