Ganaderos de Alianza por la Unidad del Campo, integrada por UPA y COAG, han repartido este jueves a los pies del Acueducto de Segovia mil litros de leche en protesta por los bajos precios que perciben.

Este reparto, que se ha repetido en Castilla y León en las ciudades de Valladolid, Zamora y León, ha servido para advertir de que la distribución y la industria de Francia pretenden la "destrucción" del sector lácteo de España.

Según indica la Alianza en un comunicado, éstas buscan convertir a los españoles en consumidores, y no en productores, de manera que puedan colocar en su territorio los excedentes de leche.

Miembros de la organización, encabezados por los dirigentes regionales, Julio López (UPA) y Aurelio Pérez (COAG), y los responsables provinciales, Pedro Matarranz y José Antonio Herranz, han reclamado a los ciudadanos de Segovia que consuman productos de la provincia y de la Comunidad, al tiempo que les han recordado que los precios que reciben no son suficientes para cubrir los costes de producción.

Actualmente, según ha reiterado los afectados en varias ocasiones, los ganaderos pierden entre ocho y diez céntimos de media por litro de leche, lo que está provocando que desaparezcan cinco explotaciones de vacuno al día en España

"Es de todo punto ilógico lo que ocurre actualmente en España, donde hemos llegado a una situación tan absurda como que un litro de agua vale tanto o más que un litro de leche", se han quejado los responsables de la organización.

Consulta aquí más noticias de Segovia.