La Hacienda Tributaria de Navarra ha hecho públicos datos correspondientes a la campaña del IRPF de 2011, en la que 356.100 personas han presentado declaraciones que incluyen rentas, una vez aplicadas las reducciones, con una base liquidable general, de 5.992,8 millones de euros y una cuota íntegra, antes de aplicar las deducciones, de 1.439,2 millones de euros. Resulta un gravamen medio del 24,02%.

Dos tercios de esa cantidad, el 67,51%, proviene de los tramos intermedios (con base liquidable de entre 17.526 y 45.480 euros) e intermedios-altos (entre 45.480 y 88.000 euros), que han sido presentadas por el 37% de los declarantes con base liquidable, según ha informado el Gobierno.

Los tramos más bajos (con base liquidable inferior a 17.526 euros) agrupan a más declarantes, el 62% del total, pero su aportación supone el 24,63% de la cuota íntegra. Por último los tramos altos (entre 88.000 y 300.000 euros) y los muy altos (más de 300.000 euros) aportan el 7,85% restante, y son declarados por 2.052 personas.

La progresividad del gravamen va desde el 13,07% correspondiente a un declarante con una renta inferior a 3.825 euros hasta el 42,57% que paga de media una renta muy alta.

Consulta aquí más noticias de Navarra.