En torno al medio millar de ganaderos se han concentrado este jueves delante de la Consellería de Medio Rural en el complejo administrativo de San Caetano, en Santiago, para protestar por los bajos precios que reciben por la leche —que prosigue en unos 28,5 céntimos por litro de media— y para advertir de que no están dispuestos "a firmar su ruina" con los contratos homologados, cuya obligatoriedad entró en vigor en octubre.

En declaraciones a los medios de comunicación, los responsables de los tres sindicatos agrarios —UU.AA., XX.AA. y SLG— han denunciado que los contratos homologados —otrora una reivindicación sindical— no garantizan un precio mínimo que cubra los costes de producción y que, por ello, la industria los pretende utilizar como mecanismo "abusivo" y "de estrangulamiento" al sector.

Ante este panorama, Roberto García, Francisco Bello e Isabel Vilalba, respectivamente, han exigido a la Xunta la convocatoria de "una mesa de negociación política" en los próximos días. De no ser así, han avisado que continuarán con las movilizaciones e incluso adoptarán "medidas mucho más contundentes".

Después de unos tres cuartos de hora frente a las dependencias del departamento que dirige Rosa Quintana —en la explanada de la estación de autobuses—, los concentrados han marchado alrededor de San Caetano tras una pancarta con el lema 'Por la defensa de las explotaciones y el empleo en los ayuntamientos rurales', la misma que portaron en las manifestaciones comarcales que llevaron a cabo durante los meses de agosto y septiembre.

Por su parte, los líderes sindicales han accedido a la consellería, donde el director xeral de Produción Agropecuaria, José Álvarez Robledo, les ha recibido durante algo más de media hora. En este encuentro, según han explicado García, Bello y Vilalba a los periodistas al término del mismo, el mandatario autonómico les ha comunicado que el Ministerio de Agricultura les recibirá para analizar la problemática de los contratos homologados el próximo martes, día 9, en Madrid.

"un balón de oxígeno"

Los tres secretarios xerais han acogido este anuncio con distintas impresiones: mientras la cita en el ministerio supone un "balón de oxígeno" para Francisco Bello (XX.AA.) y un "tiempo para concretar la puesta en marcha" de los contratos para Isabel Vilalba (SLG), el dirigente de Unións, Roberto García, ha lamentado que no se vayan a tomar medidas en Galicia.

No obstante, García sí se ha mostrado confiado en que, desde el martes, la "presión" de organizaciones agrarias y Administración central permitirá "que nadie firme un solo contrato a 28 céntimos, porque estaría firmando el cierre de su explotación". Y, tras subrayar que los ganaderos quieren contratos, "pero con un precio digno", ha mandado el mensaje a los dueños de las granjas de "que no tengan duda de que no se les va a dejar de recoger" el producto por no firmar hasta que tengan garantías.

En lo que se refiere a cómo garantizar que el precio que las industrias abonen por la leche cubra costes, Bello y Vilalba han hecho referencia a los índices de referencia elaborados por la Interprofesional Láctea (Inlac) —encargados a un equipo de profesores de la Universidade de Santiago de Compostela (USC)—.

Por su parte, García ha incidido en la necesidad de que una mesa de negociación sirva para "poner un precio objetivo y rentable a los contratos". "No lo tenemos que inventar, es el que está en el mercado", ha resaltado, después de aludir a lo que cobran las explotaciones de otras comunidades autónomas, unos 4 céntimos por encima del valor gallego.

"no queda tiempo"

Los tres han coincidido, eso sí, en que el actual valor es "ruinoso" para el sector lácteo y, además, "la situación es insostenible". "No queda tiempo", han exclamado, antes de subirse al atril ubicado en la explanada de la estación de autobuses en el que han animado a sus compañeros a continuar reivindicando "un precio justo".

Durante la concentración se han dejado ver numerosos miembros del PSdeG como el secretario de Organización Pablo García, el exministro Francisco Caamaño y los miembros de la candidatura socialista Xosé Sánchez Bugallo y Sonia Verdes. Por parte del BNG, han asistido Ana Pontón y Rubén Cela.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.