La consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha advertido este jueves de que la medida sobre eliminación de los sueldos de los diputados autonómicos en Castilla-La Mancha es "gravísima" porque supone abrir la puerta a que se "acabe con las incompatibilidades" en los parlamentos autonómicos.

"Eso es muy peligroso", según ha expresado Susana Díaz en declaraciones a los periodistas tras mantener una reunión con la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo.

Ha manifestado que la confianza en la política tiene que ir en esa lucha contra el fraude, reforzando las incompatibilidades y mejorando la transparencia, de manera que al permitir que se abran "las puertas a que esas incompatibilidades desaparezcan, se está haciendo un gran daño a la vida pública".

Asimismo, Susana Díaz ha indicado que resulta llamativo el "fraude" que esconde la decisión que se ha adoptado en Castilla-La Mancha porque se mantienen las dietas por asistencia y, en cambio se eliminan los sueldos, cuando tendría más lógica eliminar las dietas y que los ciudadanos superan cuáles son las retribuciones de sus representantes.

Ha agregado que, sin embargo, la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, se ha "acostumbrado mala a cobrar dietas por demasiados sitios y cree que esa fórmula opaca le va mejor, cuando realmente le va peor a los ciudadanos".

La consejera ha aprovechado para preguntarse por dónde cobraría el presidente del PP-A y alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, después de que el grupo popular en el Parlamento andaluz haya planteado que en la Cámara andaluza se haya lo mismo que en la de Castilla-La Mancha.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.