Aboga por la convocatoria de una Huelga General a nivel europeo y pide un referéndum sobre la petición de rescate

Exige responsabilidades sobre la actuación de las UIP, pero advierte de que "la Policía no es el problema", sino que lo son "sus mandos"

La Cumbre Social de Castilla y León, integrada por 46 colectivos de distintos sectores, ha rechazado "cualquier limitación" al derecho de manifestación, en relación a las palabras de la delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, sobre una posible modificación legal del mismo, al tiempo que ha llamado a toda la ciudadanía a salir a la calle este domingo, 4 de octubre, para protestar contra los recortes.

La marcha se enmarca en una iniciativa nacional que se celebrará el domingo a partir de las 12.00 horas en todas las capitales de provincia de la Comunidad salvo Segovia, donde tendrá lugar el sábado para evitar la coincidencia con otra marcha en favor de colectivos desfavorecidos y que se convocó con anterioridad.

Junto al rechazo a los recortes aplicados por el Gobierno, la Cumbre Social ha asegurado que las marchas servirán también para "exigir" la celebración de un referéndum para que sea el electorado quien decida si España se acoge o no al fondo de rescate de la Unión Europea.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el secretario regional de UGT —una de las organizaciones que integran la cumbre—, Agustín Prieto, ha informado de la creación de una comisión promotora para esta consulta popular en la que se espera integrar a "gente de reconocido prestigio" en la Comunidad.

El líder de UGT en Castilla y León ha recordado que estas consultas vinculantes son "muy frecuentes" en otros países como Suiza y ha defendido el derecho del pueblo para decidir "si comparte el rescate o no".

"MANIFESTÓDROMO"

Asimismo, ha subrayado que la propuesta de Cifuentes "no es nueva" y ha acusado al PP de "no sólo recortar derechos laborales", sino de "cercenar también derechos democráticos ya consolidados". "Al final nos conducirán a un manifestódromo", ha apuntado en tono jocoso, a lo que ha añadido que "quizá" traten de limitar la celebración de estas marchas y concentraciones "por la noche o en las afueras".

Por ello, Agustín Prieto ha advertido al Ejecutivo de que "son sus medidas y no los manifestantes los que dan mala imagen de España", al tiempo que ha recordado al PP su participación en marchas contra el aborto o el matrimonio homosexual "cuando estaba en la oposición".

Por otro lado, Prieto ha planteado la convocatoria de una nueva Huelga General que podría encajarse entre las elecciones vascas y gallegas y las catalanas, o bien "dejarse para diciembre", aunque ha abogado por llegar a un acuerdo "con el resto de sindicatos europeos" para que ésta se celebre en toda la Unión o, "al menos", en los países del sur como "Portugal, Italia, Grecia y España".

Al hilo de esto, ha pedido que el paro "no sea sólo algo laboral", sino "cívico y social", ya que se pretende implicar a los desempleados y pensionistas "que no pueden hacer huelga", pero "sí mostrar su cabreo" con un Gobierno que "ha hecho todo lo contrario de lo que prometió antes de las elecciones".

Al margen, los integrantes de la Cumbre Social han exigido responsabilidades por las actuaciones de las Unidades de Intervención Policial (UIP) en Madrid el pasado 25 de septiembre, aunque han advertido de que los agentes "no son el problema", sino que lo son "los mandos que dieron la orden".

"La Policía no es culpable, exigimos responsabilidades al político de turno", ha aclarado Prieto, a lo que el portavoz de la Unión Federal de Policía (UFP), Miguel Ángel Santiago, ha recordado que los agentes "son trabajadores" y ha criticado los intentos de "tergiversar" por parte de algunos políticos, a los que ha pedido "que no se escuden en la Policía".

Por parte de Comisiones Obreras (CC.OO), Carlos Castedo ha advertido de que "está desapareciendo la cohesión social" y ha reclamado "contestación" por parte de la población para reflejar "el desacuerdo con lo que hace el Gobierno", a lo que ha añadido que dichas actuaciones se pueden "combatir de forma organizada".

La Cumbre Social está integrada por 46 agrupaciones a las que se ha sumado recientemente el Colegio de Educadores Sociales de Castilla y León y de la que ha decidido retirarse el Sindicato Unificado de Policía (SUP).

Consulta aquí más noticias de Valladolid.