La rectora de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), Monserrat Casas, ha lamentado, tras la detención del joven de 21 años que pretendía atentar contra la universidad con 240 kilos de explosivos, que haya quien crea que pueda arreglar cosas "con la violencia y la muerte" y ha defendido la Universidad como un espacio donde se pueden defender "las ideas" desde la "Ley, la libertad, la palabra y la democracia".

En rueda de prensa, Casas ha enviado un "mensaje de tranquilidad" y ha informado de que el Campus de la Universidad de la UIB "funciona normalmente" tras la detención del joven.

Así, ha mostrado su "agradecimiento" por las medidas de la Policía Nacional que "ha evitado una tragedia" y ha señalado que desconoce si el ahora detenido era alumno de la Universidad. Además, ha señalado que el rectorado no ha recibido ninguna carta amenazadora.

Casas ha explicado que le impresiona que personas que hayan podido tener "acceso a una formación tengan estos objetivos" por lo que ha afirmado que "socialmente deberíamos plantearnos" que "los jóvenes tengan otros referentes" para que se "evite llegar a estos absurdos" ya que "cualquier cosa que se defienda con violencia indiscriminada" "supera los índices de racionalidad de la humanidad".