El pleno de las Corts Valencianes ha rechazado, con los votos en contra del PP y a favor de los tres grupos de la oposición, la creación de una comisión de investigación para clarificar la presunta desviación de fondos de cooperación y determinar las posibles implicaciones y responsabilidades políticas. Según el grupo popular, el Consell "ya ha tomado medidas" y la justicia "está actuando".

El PP ha rechazado la creación de esta comisión de investigación —solicitada por el PSPV y por Compromís— dos días después de que la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, Pía Calderón, haya imputado al ya exportavoz del PP en las Corts y extitular de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, en la conocida como 'causa de Cooperación' en la que se investigan presuntas subvenciones irregulares a ONG por parte de la extinta Conselleria.

La diputada de Compromís Mireia Mollà, durante su intervención, ha instado a Blasco —que ha seguido desde su escaño el debate— a que saliera a la tribuna y dimitiera. "El acobardador se ha convertido en acobardado", ha señalado Mollà, quien ha denunciado que el exportavoz 'popular' le dio "consejos fraternales para intentar intimidarme y acobardarme", aunque ha dicho que no le tiene "miedo".

Asimismo, la parlamentaria socialista Clara Tirado ha señalado que "el clientelismo, la manipulación y la corrupción" son las "tres señas de identidad" que, a su juicio, han acompañado a Rafael Blasco "en el partido que le acogió con los brazos abiertos cuando los socialistas lo expulsamos". Asimismo, ha llamado al PP "banda de delincuentes".

El vicepresidente de las Corts, Alejandro Font de Mora, —que ha actuado como presidente en este punto del orden del día— ha llamado al orden en dos ocasiones a Mollà y una a Tirado por proferir insultos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.