El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha destacado este jueves que el intérprete Ataollach Taefy Keilli, español de origen iraní y traductor de las tropas españolas en Afganistán, asesinado junto a dos oficiales de la Guardia Civil el 25 de agosto de 2010 en el antiguo cuartel de Qala i Naw, falleció buscando "la paz y la justicia".

Con esas palabras el ministro ha entregado en Zaragoza la Gran Cruz de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo a los familiares de Ataollach Taefy, un acto que se ha desarrollado en la sede de la Delegación del Gobierno en Aragón.

Morenés ha reconocido en su discurso que asistir a este acto "no estaba previsto" en su agenda en un principio, pero que está "especialmente emocionado por estar aquí", ya que Taefy "de origen persa tenía convicción española" y "cumplió con su deber" y con su "conciencia".

Por ello, se ha dirigido a los familiares de Taefy, su hija Nasim Taefy y su esposa Diana Jiménez, para indicarles que deben estar orgullosas de la labor que realizó.

Además, ha incidido en que Taefy y los dos oficiales de la Guardia Civil que fallecieron en el mismo atentado, "murieron en un país lejano geográficamente pero no en principios", ya que hay unos principios comunes al ser humano como son la búsqueda de la paz y la justicia.

Dirigiéndose a la hija, Nasim Taefy, el ministro le ha recordado que tiene "toda una vida por delante" siempre "con el testimonio de su padre" y con "nuestra cercanía y amor".

"Nos tenéis a todos con vosotros", ha concluido Pedro Morenés, al tiempo que ha indicado que aunque podría dar un discurso más largo con estas palabras bastaban porque son aquellas que le salen "del corazón".

FAMILIARES

En el acto también ha intervenido la hija de Taefy, ante la imposibilidad de hacerlo su madre, que se ha emocionado en este acto. Nasim ha mostrado su agradecimiento y el de su familia por la Gran Cruz de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo y por la presencia del ministro, el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y de la directora general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos Piñeiro.

De esta forma, Nasim Taefy ha relatado que perder a su padre hace dos años en el atentado fue "muy duro", pero que "nos sentimos muy arropados por todos".

Por su parte, la directora general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, ha explicado que Ataollach Taefy llegó a España "en busca de un lugar donde procesar libremente su religión".

Así, ha recordado su vida en Cuarte de Huerva (Zaragoza), durante más de diez años. Ramos ha mencionado que Taefy se dedicaba a vender alfombras pero, "ante la necesidad de mantener a su familia", acabo convirtiéndose en traductor de las tropas españolas en Afganistán.

La directora general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo ha asegurado que Taefy hablaba por teléfono y por internet todo lo que podía con su familia, "para mantener los vínculos", pero "en 2010 un terrorista le robó el futuro".

"A través de su familia o amigos hemos sabido que era una persona muy respetada, y que vivió de acuerdo con su fe, que se basa en el amor a todo el mundo", ha mencionado Ramos.

Atentado terrorista

Por su parte, el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, ha calificado de "cobarde" el atentado terrorista por el que Taefy "fue arrebatado de nuestro lado pero nunca de nuestros corazones".

Ataollach Taefy Kailli, el capitán de la Guardia Civil, José María Galera, y el alférez de la Guardia Civil, Leoncio Bravo, fueron asesinados por un terrorista infiltrado de la policía afgana el 25 de agosto de 2010. Los tres formaban parte de los equipos españoles que se dedican a formar a las fuerzas de seguridad afganas.

Durante su visita a la capital aragonesa, el ministro de Defensa también ha estado en la Base Aérea de Zaragoza y ha inaugurado la exposición 'Ferrer-Dalmau: Historia y Ejército en Zaragoza' que acoge el Palacio de la antigua Capitanía General de Aragón.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.