Un acuerdo de colaboración entre el Ayuntamiento de Valladolid y la sección de Gas Licuado de Petróleo (GLP-autogas) de Repsol ha permitido la adaptación de seis vehículos de la flota municipal —entre ellos el que utiliza el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, para sus desplazamientos oficiales— para funcionar con este combustible menos contaminante que los convencionales.

El regidor vallisoletano y el director de ventas de GLP de Repsol, Francisco Javier Gutiérrez Bucero, han suscrito hoy este convenio, durante la primera jornada del Salón del Vehículo y Combustible Alternativos, mediante el cual la compañía petrolífera cubre el coste de la transformación de los coches al sistema 'bifuel' —gasolina y autogas— y aporta 500 euros en combustible por cada uno de ellos, además de otros 500 por cada vehículo que se adapte.

De hecho, el Renault Vel Satis en el que se mueve habitualmente León de la Riva para desplazamientos oficiales por Valladolid y en viajes a otras ciudades, ya está adaptado para la utilización de GLP como combustible. El motor aún utiliza gasolina convencional para el arranque y hasta que el mecanismo toma la temperatura adecuada para el suministro del autogas.

Como ha explicado León de la Riva, la diferencia de precio entre la gasolina (que actualmente roza los 1,50 euros por litro) y el GLP (0,79 euros por litro) es "sustancial", a lo que se suman otros beneficios como la reducción de las emisiones de CO2 y la minimización de la emisión de partículas contaminantes y óxidos de nitrógeno.

Además, como ha indicado Gutiérrez Bucero, el GLP de automoción supone, en coste por kilómetro, un ahorro medio del 20 por ciento con respecto a los combustibles convencionales. Por ello, ha señalado que el gasto en la adaptación —estimado en unos 1.500 euros en cualquier taller— se amortiza a los 50.000 kilómetros de uso.

El acuerdo firmado contempla que el Ayuntamiento de Valladolid impulsará y difundirá el uso de autogas en las flotas municipales y en las de las empresas concesionarias de servicios públicos, además de apoyar la homologación por los fabricantes de este tipo de automóviles para su uso en el sector de taxi.

Autobuses de auvasa

Cabe recordar, como ha apuntado el alcalde, que en la ciudad ya circulan 103 autobuses urbanos de la empresa Auvasa propulsados por gas, que se comenzaron a adaptar cuando el Partido Popular llegó a la Alcaldía en 1995. "Si no se han adaptado todos es por un motivo estratégico, para no quedarnos sin combustible si se corta el suministro de gas", ha apuntado.

León de la Riva ha recordado que el GLP es el combustible alternativo "más utilizado del mercado" por sus ventajas tanto económicas como por la baja fiscalidad que aplicará el Consistorio vallisoletano con la modificación de la ordenanza de circulación para discriminar de forma positiva a los vehículos que se mueven con medios de propulsión alternativos como el autogas, los motores híbridos y eléctricos.

De hecho, el alcalde ha apuntado que "a medio plazo" se prohibirá a los automóviles con combustible convencional la circulación por zonas para carga y descarga.

El primer edil ha recordado que este convenio se enmarca en las acciones del Plan de Acción para la Energía Sostenible (PAES), con objetivos concretos consistentes en la reducción neta de los consumos de energía primaria, la reducción neta de las emisiones de CO2 a la atmósfera y el incremento del uso de la biomasa. Una de las acciones previstas es la sustitución progresiva de los medios de propulsión convencional por otros alternativos o menos contaminantes.

El autogas o GLP de automoción, utilizado por ocho millones de vehículos en Europa y unos 8.000 en España, cuanta en Castilla y León con 550 vehículos que lo utilizan. De ellos, 200 están en la provincia de Valladolid, donde existen dos surtidores de este combustible: en el polígono de Argales, junto a las cocheras de Auvasa y en Mercaolid.

Como han apuntado los representantes de Repsol, la compañía lleva a cabo en la actualidad un plan de actuación que introducirá el autogas en 400 estaciones de servicio de su red entre 2013 y 2015, de las que 26 estarán en Castilla y León. De ellas, al menos tres se situarán en puntos de la capital vallisoletana como la avenida de Zamora, la avenida de Salamanca y el polígono de San Cristóbal.

Gutiérrez Bucero ha querido agradecer especialmente la labor del Ayuntamiento de Valladolid, ya que fue "uno de los pioneros" en la utilización del autogas y con este convenio facilitará aún más su desarrollo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.