El exsubdirector de Mercasevilla Daniel Ponce ha culpado este jueves al exdirector general del merca Fernando Mellet de ser el responsable de la presunta petición de una comisión ilegal, ya que fue quien "me dijo que le recordara" a los empresarios de La Raza "que tenían que hacer frente al compromiso anterior de una colaboración con la Junta", que cifró en 300.000 euros, como condición para hacerse con la gestión de la escuela de hostelería del mercado central de abastos.

Durante su declaración ante el jurado popular encargado de enjuiciar estos hechos, Ponce ha puesto de manifiesto que, tras comunicarle éste extremo Mellet, "lo mandé literalmente al carajo", pero me explicó que "la cantidad que ellos ya saben —en relación a los empresarios de La Raza— es de 300.000 euros", por lo que "me quedé sin argumentos" y en la reunión que mantuvo el 16 de enero de 2009 con el empresario Pedro Sánchez Cuerda "me limité a recordarle" dicho "compromiso" y a solicitarle, igualmente, una cantidad de 150.000 euros por la acometida de la luz.

Así, nunca cuestionó que se tratara de algo ilegal, porque, tal y como ha dicho: "si es para proyectos sociales y lo pide la Junta, ¿cómo me iba a parecer ilícito?", todo ello a lo largo de una declaración que, de nuevo, ha tenido que ser interrumpida momentáneamente por un problema con el micrófono que se quedó sin batería, incidencia que fue resuelta con rapidez por la funcionaria judicial presente en la sala.

Ponce, que únicamente ha respondido a las preguntas de su abogado, Simón Fernández Rebollo, ha señalado que el propio Fernando Mellet "me dijo que quien le llamó para indicarle la cantidad" de la presunta comisión ilegal fue el entonces delegado provincial de Empleo Antonio Rivas, aunque "no he tenido conocimiento directo" de este extremo por parte de Rivas, quien "nunca me ha pedido nada ni me lo ha insinuado".

La funcionaria regla pereira:

"me enteré de todo esto por la policía"

De su lado, la funcionaria Regla Pereira, imputada también en esta causa, ha asegurado que estuvo presente de manera parcial en la reunión del 16 de enero de 2009 y que, estando allí, no escuchó nada sobre la petición de la presunta comisión ilegal, aunque el empresario Pedro Sánchez Cuerda declaró que la imputada sí estaba presente cuando se produjo el presunto hecho delictivo.

Ha señalado que se enteró de todo cuando fue llamada a declarar como imputada por la Policía. "Me quedé absolutamente flipada, como si me hubiera atropellado un autobús; no se puede imaginar lo que es esto", ha respondido al fiscal, señalando que al asunto "le he dado 1.000 vueltas, porque uno piensa cómo alguien puede hacer tanto daño a otra persona".

Así, ha negado que llegara a un "acuerdo verbal" con el resto de imputados para repartirse el dinero de la presunta comisión. "Por supuesto que no, no me han propuesto nunca nada de eso ni yo aceptaría participar en algo así; me enteré en la Policía de todo esto", ha vuelto a insistir Pereira a preguntas del fiscal, Juan Enrique Egocheaga.

En estos momentos, y tras más de una hora de declaración, la imputada sigue contestando a preguntas de las acusaciones.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.