El presidente del grupo Boluda Corporación Marítima, Vicente Boluda, prevé que los dos barcos varados en la playa de El Saler (Valencia) desde el pasado viernes superen esa situación "en 10 o 15 días" gracias a la creación de un canal.

Así lo ha señalado el también presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) en un encuentro informativo convocado por la asociación, a preguntas de los periodistas acerca de las operaciones de reflotamiento de los buques BSLE Sunrise y Celia.

El naviero ha confirmado que participa en esos trabajos con varios de sus remolcadores y ha garantizado que los sacarán de esas aguas dado que, de hecho, lo han logrado en casos "mucho más difíciles".

Boluda ha explicado que "hay que hacer un canal porque como en el Mediterráneo no hay mareas, el problema es que el temporal los ha llevado hasta donde acaba el temporal, pero luego cuando se retira el temporal el agua no llega ahí", por lo que hay que habilitarles "un canal y, poquito a poco, en 10 o 15 días saldrán".

En cuanto a su participación en la operación, ha indicado que varía en función de las necesidades del momento y ha apuntado que "un salvamento es muy complicado". No obstante, ha descartado que puedan producirse roturas en los buques o vertidos por la ausencia de rocas en esa zona: "Eso es arena, fango, no hay nada y aparte ya se ha sacado el combustible, lo único que puede hacer es limpiar el casco".

Se produjo porque "los dos jefes de máquina estaban en tierra"

En cuanto a las causas de ese suceso y las insinuaciones sobre su supuesta vinculación con la ampliación del puerto de Valencia, Boluda ha negado tajantemente cualquier relación con ese proyecto y ha señalado que la situación de esos barcos obedece únicamente a que "los dos jefes de máquina estaban en tierra y lo lógico, cuando hay un temporal, es tener la máquina caliente para darle potencia".

El naviero ha recordado que posee "550 barcos" y ha explicado que, en casos de fuerte temporal, al buque "le garrea el ancla" y es vital que el jefe de máquina esté a bordo para tener el motor en marcha.

"No tiene nada que ver" con la ampliación, ha insistido Boluda, quien ha aprovechado para pedir más apoyo a esta infraestructura y, a modo de ejemplo, ha destacado que "en Barcelona, desviaron el río Llobregat, deshicieron toda la zona que había de huertas y todos apoyaron la ampliación del puerto", mientras que "la ampliación del puerto de Valencia, que no molesta a nadie y no hace nada, es constantemente ir en contra". "Así somos nosotros", ha lamentado.

Culpa a sepes de la paralización de la zal

En cuanto a la paralización de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Valencia, ha indicado que "no tiene la culpa el puerto", sino que "la culpa la tiene el Sepes —Entidad Pública Empresarial de Suelo—" porque el puerto acometió ese proyecto "para sacarlo a un precio" y después, este organismo incrementó ese importe. "Si el metro tenía que venderlo a cinco, para favorecer lo del norte dijeron que a 105 y así no hay manera de ponerse ahí", ha sentenciado Boluda.

En cualquier caso, reivindica que un puerto "no cuesta nada a los ciudadanos, ni a los presupuestos del Estado ni a los impuestos", ya que las infraestructuras las costean los navieros vía tasas, y que, de hecho, "es la única infraestructura que se paga sola" e incluso existe un mecanismo de compensación entre todos los puertos de España. "Osea que puede hacer 37 ZAL y no pasa nada porque los puertos se los pagan ellos", ha concluido el naviero.

Consulta aquí más noticias de Valencia.