Ópera en la calle
La plaza de Oriente de Madrid, durante una función gratuita con la que el Teatro Real celebró el Día Internacional de la Ópera en 2010. Javier del Real

El Teatro Real no tiene previsto modificar su programa para este año, pese al recorte del 33% del presupuesto del Ministerio de Cultura. En rueda de prensa, Gregorio Marañón, presidente del patronato de esta prestigiosa entidad cultural, ha asegurado que esperan cubrir con mecenas privados los cuatro millones de euros que dejarán de percibir el año próximo.

En concreto, para 2012, el Ministerio aportó 13,15 millones euros, la Comunidad de Madrid 3,8 millones y el Ayuntamiento de Madrid otros 941.851 euros. Así, la aportación pública para este año constituía del 42% del presupuesto y la privada el 58% restante.

Para el año próximo, el Ministerio ha reducido a 8,77 millones de euros su aportación, y aunque aún se desconocen las aportaciones del la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, se espera que los recortes de ambos también ronden el 30%. De esta manera, la aportación pública para 2013 será del 30% frente al 70% de aportación privada, algo inaudito en la Europa continental, apuntó Marañón, y citó como ejemplo algunos teatros alemanes que cuentan con un 90% de financiación pública frente al 10% de ingresos privados.

El recorte iba a ser del 50%

En un principio el Ministerio de Cultura había cifrado el recorte de su presupuesto en un 50%, apuntó Marañón, pero avisaron de que el Teatro Real era "inviable" con semejantes recortes, y finalmente la aportación ministerial se ha reducido en un 33%, equiparándose a otras instituciones culturales como el Museo del Prado. No obstante, el presidente del patronato explica que ha puesto a la entidad en el "límite", si bien procurarán que no entre en déficit.

Del 70% de la financiación privada, el 35% procede de la taquilla, el 25% de los mecenas y el 10% de otros ingresosDesde el Real aseguran que este recorte "importantísimo" "no va a repercutir en el programa artístico" ni en la calidad de las representaciones. Su plan es solventarlo mediante tres vías.

La primera consiste en una política de redución de gastos y austeridad, para reducir éstos en un 17% durante este año. Además, esperan que este ahorro llegue al 23% el año que viene.

La segunda vía sería mejorar las vías de ingreso, incrementando el patrocinio de empresas y particulares, que están dispuestas a llenar el 'hueco presupuestario' dejado por el Ministerio. También tienen previsto llevar a cabo campañas de marketing que impulse la venta de entradas y potenciar los ingresos adicionales de Teatro aumentando el alquiler de producciones en el extranjero, alquilando el Teatro, etc.

La tercera vía se centrará en mejorar el funcionamiento interno del Teatro gracias al convenio colectivo que se firmó el pasado viernes, que mejora la flexibilidad laboral y reducirá costes laborales (como dietas). En este apartado esperan ahorar un 15% de gastos (unos 400.000 euros).

El presupuesto general sigue siendo de 40 millones de euros. Del 70% que aportará el patrocinio privado, el 35% procede de la taquilla, el 25% de los mecenas y el 10% de otros ingresos adicionales, como el alquiler de sus espacios.

Preguntado por los efectos del IVA, el director general del Teatro Real, Ignacio García Belenguer, expuso que al principio de septiembre sí notaron una bajada en taquilla, pero en la actualidad la obra en cartel está a un 80-90% de ocupación, un nivel más que aceptable.

Consulta aquí más noticias de Madrid.