Un helicóptero de la Policía Nacional localizó este jueves el cadáver de un menor flotando en una laguna próxima a la M-40 y cercana al lugar donde se perdió la pista del pequeño Gabriel, el niño de 12 años desaparecido hace 10 días en Vicálvaro. La unidad subacuática de los bomberos del Ayuntamiento de Madrid rescataron el cuerpo a primera hora de la tarde, aunque aún no se ha confirmado de forma oficial su identidad.

Sin embargo, Ginel Vidrascu, el padre de Gabriel, ha confirmado en declaraciones a Telemadrid que el cuerpo hallado es el de su hijo. "En cuanto lo he visto, lo he reconocido", dijo a la salida del Instituto Anatómico Forense. Ginel acudió horas antes a la zona del rescate, localizada entre Vicálvaro y San Blas. Después, fue trasladado a su domicilio, en Vicálvaro, por una ambulancia. La madre del pequeño trató de ir también, pero sus familiares la convencieron de que permaneciese en casa. "Ha identificado sin dudas el cuerpo encontrado en la laguna como el de su hijo Gabriel", ha explicado a Efe Ion Calin, hermano de la madre del pequeño, en la puerta del domicilio familiar.

El cuerpo encontrado tenía el torso desnudo y pantalones de cuadrosEl hallazgo se produjo a media mañana. Después de las lluvias torrenciales que cayeron sobre Madrid la semana pasada, la Policía Nacional continuaba con la búsqueda de Gabriel Vidrascu, que se ausentó de su casa, próxima a la zona , el pasado 24 de septiembre.

Al sobrevolar las antiguas minas de sepiolita situadas junto al camino de Ambroz, entre la M-40 y la Radial 3, los agentes divisaron en una laguna, a 50 metros de la orilla, lo que parecía ser un cuerpo humano junto a una tabla de surf. Antes, habían buscado en las zonas de desagues y pozos próximas al parque de la Vicalvarada. Fuentes policiales explicaron a 20 minutos que el cuerpo encontrado tenía el torso desnudo y vestía pantalones de cuadros, informa Mario Toledo.

La autopsia, este viernes

La situación de la laguna, en el interior de la vieja cantera y, por tanto, de difícil acceso, obligó a los bomberos a descender por una de las laderas mediante una cuerda y a remontar el cuerpo de la misma manera una vez que los buzos lo sacaron del agua. El cadáver se encontraba en avanzado estado de descomposición, por lo que llevaría varios días en el lugar.

La Policía comparará muestras del cadáver con el ADN del niño y su familiaLa Jefatura de Policía no quiso revelar si el cuerpo tenía algún tipo de marcas o heridas visibles. Se espera que la autopsia, cuyos resultados se sabrán este viernes, revele la causa de la muerte. La Policía Judicial de la Comisaría de San Blas y el Grupo VI de Homicidios de la Jefatura de Policía de Madrid, que se ha hecho cargo de la investigación, ya han recogido muestras de ADN del menor y de sus padres para tratar de confirmar su identidad.

Este miércoles, unas 300 personas se concentraron en el parque de la Vicalvarada para apoyar a los padres.

Consulta aquí más noticias de Madrid.