Un hombre identificado por las iniciales P.J.C.N., ha aceptado dos años cárcel por partir la cara de un puñetazo a otro invitado durante la celebración de una boda en la localidad de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real).

El hombre, por otro lado, tendrá que abonar a la víctima, F.J.D.C.A, una indemnización de 11.000 euros por las heridas causadas, de las que tardó en curar 160 días, y las secuelas que le han quedado.

Según ha informado a los medios Francisco Víctor, el acusado tendrá pagar esta cantidad tres años, a 200 euros al mes, para poder evitar ir a prisión.

El fiscal acusaba al hombre un delito de lesiones, por el que, en principio, le solicitaba cuatro años de prisión.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 15 al 16 de agosto de 2009 cuando los dos hombres, invitados a una boda, iniciaron una discusión que acabó con la agresión, en la que el acusado rompió el maxilar a la víctima de un puñetazo.

El parecer, según ha confirmado el abogado de la víctima, ambos hombres había tenido un incidente durante la celebración de unas fiestas en la localidad, aunque ha puntualizado que el mismo fue de carácter menor.