El portavoz de Energía y Medio Ambiente del Grupo Socialista en el Parlamento de Extremadura, Antonio Rodríguez Osuna, ha criticado supuestas adjudicaciones de "al menos" tres obras y servicios por parte del director general de Medio Ambiente autonómico, Enrique Julián Fuentes, a una empresa de la que éste había sido "apoderado", y de la que dejó de serlo una vez accedió a su cargo en el Gobierno autonómico (GobEx).

Las adjudicaciones a las que se refiere el diputado socialista, según ha señalado en rueda de prensa, se realizaron supuestamente a la empresa 'Ambienta Ingeniería y Servicios de Extremadura', de la que Julián Fuentes "dejó de ser apoderado" aproximadamente un mes después de su nombramiento como director general, y de la que desde entonces se había convertido un "hermano" del mismo en "apoderado y socio único".

Se trata, a su juicio, por tanto de un "nuevo y gravísimo caso de nepotismo" y de "trato de favor" en el GobEx por parte de "un alto cargo a la que fue su empresa y hoy es de su hermano".

Rodríguez Osuna ha explicado así que se refiere "al menos" a tres adjudicaciones de obras o contratos de servicio "por valor de casi 300.000 euros" del director general de Medio Ambiente "a la hoy empresa de su hermano", realizadas —ha dicho— durante un periodo de algo más de un año.

ADJUDICACIONES

En concreto, el diputado socialista ha criticado una adjudicación a la citada empresa para un servicio de cuidadores de fauna amenazada del Centro Los Hornos de Sierra de Fuentes (Cáceres); otra para un contrato de servicio de mantenimiento de dependencias de uso público del Parque Nacional de Monfragüe; y una tercera para la realización de trabajos de apoyo a las tareas de gestión y conservación para el desarrollo sostenible del Parque Nacional Tajo Internacional.

"Al menos que conozcamos, durante este año y pico (desde su nombramiento como alto cargo), han sido tres obras las que el director general ha concedido a la que fue su empresa y hoy es de su hermano", ha insistido Rodríguez Osuna, quien ha facilitado a los medios de comunicación documentación sobre las adjudicaciones a las que se ha referido.

Así, ha considerado que con el "espectacular" índice de paro que registra Extremadura y la "escasez" de obra pública existente —ha dicho— "es una vergüenza que el Gobierno del Partido Popular practique y permita estas prácticas moralmente indecentes en la región".

Además, ha apuntado que "toda la consejería (de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía), desde el primer hasta el último de sus trabajadores, era conocedora" del asunto que critica el Grupo Parlamentario Socialista. "Era vox pópuli", ha aseverado.

Monago responsable

De igual modo, ha afirmado que el presidente de la comunidad, José Antonio Monago, es "responsable directo" del caso "por conocedor y por consentidor de esta situación y de esta anomalía". "El presidente de la Junta es conocedor de esta situación y lo ha consentido y permitido", ha aseverado.

En esta línea, ha sentenciado que "la realidad" es que el Gobierno autonómico del PP "está más preocupado en sus negocios y sus familias que en los ciudadanos extremeños". "Es el gobierno de sus negocios", ha aseverado Rodríguez Osuna, quien ha concluido que "en un año y poco tiempo de gestión no se puede tolerar esto". "Es una auténtica sinvergonzonería", ha añadido.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.