La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha señalado que las manifestaciones son "un derecho constitucional que no hay que no hay que tocar, que hay que respetar".

En declaraciones a los medios en Toledo, Becerril ha señalado, a preguntas de los medios sobre el debate abierto por la Delegada del Gobierno en Madrid sobre modular las manifestaciones, que se opinión coincide "con la defensa del derecho de manifestación" que hizo ayer el Fiscal General del Estado.

De este modo, se ha mostrado segura de que desde la Delegación del Gobierno en Madrid podrán tratar de que las manifestaciones "interfieran lo menos posible en la vida económica, comercial y de los vecinos" donde se organizan las concentraciones. "A mí los vecinos me preocupan mucho, siempre. Y hay que tratar de hacerles la vida lo más fácil también en el centro de Madrid", ha añadido.

Becerril ha hecho estas declaraciones después de entrevistarse con el líder del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y poco antes de hacerlo con la presidenta regional, María Dolores de Cospedal.

Consulta aquí más noticias de Toledo.