El PP en las Corts ha rechazado las peticiones de la oposición para crear una comisión que investigue los casos de bebés robados en el territorio valenciano entre 1940 y 1995 porque, según ha argumentado el 'popular' José Marí, se trata de una actividad que corresponde al "ámbito judicial" y también a los historiadores, ha agregado.

"Si lo que queremos averiguar lo que ocurrió en el pasado, lo último es una comisión de políticos metiendo las narices donde debe hacerlo un historiador o un juez", ha remarcado Marí, quien ha reprochado a los socialistas que en su etapa de gobierno no solicitaran investigar estos casos. Así, ha atribuido la propuesta del PSPV al "seguidismo de la estrategia extremista que les marca Compromís y EUPV".

En respuesta a estas declaraciones, los grupos de la oposición han lamentado que se considere "extremista" la petición de esta comisión de investigación y han argumentado que hay entidades, a las que se les otorgan subvenciones públicas como la Casa Cuna, que se niegan a entregar documentación a las supuestas víctimas que reclaman "conocer su identidad".

Para la diputada de Compromís Mónica Oltra, esta negativa de los 'populares' es una "muestra" de que este país "no se ha incorporado plenamente a la democracia" porque el PP "sigue pensando que depurar responsabilidades del franquismo y reparar a las víctimas es extremismo" porque "la felicidad y la verdad deben ser para todos, no sólo para los que tienen dinero", ha apostillado.

Así, ha contestado también que no se trata de investigar la responsabilidad de uno u otro gobierno sino "cómo falló la democracia" porque hubo casos hasta los años 90, ha recordado. Asimismo, ha señalado que en países como Chile o Argentina que también sufrieron una dictadura y se practicó el robo de bebés, se han abierto investigaciones.

En esta línea, la socialista Modesta Salazar ha lamentado que se trata de "delitos muy graves" que "parece que no quieran que salgan a la luz" y el PP con su voto "está impidiendo que salga la verdad a flote". Asimismo, ha añadido que con esta comisión se pretende dar "voz" a las víctimas y ha advertido de que "las heridas hay que abrirlas y limpiarlas para que, aunque duela, cicatricen bien".

Salazar ha afirmado que se trata de "delitos bastante graves" pero "parece que el PP no tiene interés en que salga a la luz"; más bien en poner una "losa" sobre este asunto y esperar a que se "enfríe" y "no entiendo el interés por proteger a la Iglesia" en estos temas, ha apuntado.

Del mismo modo, la parlamentaria de EUPV Esther López ha destacado que la Comunitat es la tercera autonómica con más casos de bebés robados durante la etapa señalado. Ante la negativa del PP a celebrar esta comisión, López ha anunciado que su formación ya ha registrado la petición para convocar una comisión de estudio sobre este asunto, para ver si el PP se encuentra así "más cómodo" ya que permite que los comparecientes puedan declinar la petición de las Corts de asistir.

Fantasmas y demonios

El 'popular' José Marí ha insistido en que la investigación de estos hechos corresponde a la justicia y ha afirmado que los 'populares' no van a permitir el uso de las instituciones democráticas para que la oposición pueda "airear sus demonios y fantasmas". Una afirmación que ha provocado contestaciones como la de la propia Oltra que ha indicado que "no son nuestros fantasmas, puede que sean los suyos".

Consulta aquí más noticias de Valencia.