El secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, ha afirmado este jueves que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013 para Cantabria son "malísimos" y "paran" la región de manera "casi absoluta", por lo que provocarán "más recesión y paro". Por ello, ha augurado que el próximo será un año "terriblemente malo" para la Comunidad Autónoma.

Revilla ha señalado en rueda de prensa que "lo más significativo" de estos Presupuestos es que dejan "sin ningún horizonte" las principales reivindicaciones de Cantabria de los últimos años, no sólo del PRC, sino también del Partido Popular, como el AVE, el proyecto Comillas, o el tramo Solares-Torrelavega de la A-8, entre otras, y sobre todo, y lo que es "más escandaloso", ha dicho, las obras del Hospital Valdecilla.

En este sentido, ha destacado que el millón de euros contemplado en los Presupuestos para el hospital es una cifra "irrisoria" que "demora" la obra en el tiempo de forma "casi absoluta".

Además, ha considerado "muy preocupante" la reducción de partidas correspondientes a las transferencias del Estado a Cantabria en materias como educación, políticas de empleo, acceso a la vivienda o dependencia, que afectan a "muchísima gente".

Según Revilla, los PGE de 2013 "no compensan" ni siquiera el "recorte brutal" que hizo el PP en los del año anterior, y ha advertido del "engaño" y la "confusión" a que pueden inducir la subida del 31,8 por ciento respecto a los de 2012, pero viendo de "dónde suben y bajan" se comprueba que son "malísimos", ha recalcado.

Frente a ello, ha criticado la "complacencia" y "sumisión absoluta" del presidente regional, Ignacio Diego, que no ha puesto "ningún grito en el cielo" por el trato que recibe Cantabria en los Presupuestos, de lo que se deduce que "no va a presionar" al Gobierno central para corregir determinadas partidas.

Revilla se ha preguntado cómo puede estar satisfecho el presidente regional con estos Presupuestos si las obras importantes "no tienen consignación", y ha reiterado que el aumento del paro, cuya cifra es ya "lamentable", será una de las consecuencias de esta política de "paralización total"; una situación para la que, a su juicio, no se ve "ningún tipo de alternativa" por parte del Gobierno cántabro.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.