Izquierda Unida de Valladolid ha calificado como una "aberración" abrir una causa contra las ocho personas que han sido imputadas por "delito contra las instituciones del Estado" y ha expresado su solidaridad hacia quienes hoy comienzan a prestar declaración ante la Audiencia Nacional.

El proceso judicial abierto contra estas personas, dos de ellas de Valladolid, es para IU un intento de "cercenar" la libertad de expresión y la libertad de manifestación.

Pese a ello, la coalición, a través de un comunicado recogido por Europa Press, advierte de que continuará ejerciendo sus legítimos derechos, hoy mismo en la manifestación por la enseñanza pública y el próximo domingo en la convocatoria de la Cumbre Social, "sin atender a la escalada represiva que está llevando a cabo este Gobierno del Partido Popular".

Igualmente, ha pedido a la ciudadanía que no se deje "amedrentar por estos burdos intentos de silenciar el creciente e imparable descontento social provocado únicamente por unas medidas injustas, insolidarias e ineficaces para salir de la crisis y que sólo están creando sufrimiento en la población".

IU pide por ello a los representantes de la Justicia que ayuden a clarificar legalmente las "irresponsables" denuncias que pesan sobre las personas ahora imputadas y que podrían incluso alcanzar a otras 35 detenidas, así como que hagan de contrapeso para variar esta "deriva autoritaria que se desprende de las actuaciones de personas como la delegada del Gobierno en Madrid, que ha llegado a sugerir la posibilidad de limitar el derecho de manifestación".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.