Un jefe de grupo de la Brigada Provincial de Información de Madrid ha perdido el 30% de la visión de un ojo a causa de la agresión que sufrió por parte de algunos radicales que le identificaron cuando se encontraba infiltrado en la protesta del 25-S para localizar a "elementos violentos".

Según han explicado fuentes policiales, este jefe policial es el que algunas cámaras de televisión captaron cuando un grupo de agentes de policías antidisturbios arremetían contra un manifestante. Gritaba: "Qué soy compañero, ¡coño!", a lo que un agente contestó: "Estaros quietos, éste es compañero, joder".

El jefe policial de la Brigada Provincial de Información, según las fuentes, se encontraba de paisano "infiltrado" en la protesta con el objetivo de localizar a los elementos violentos que participaban en la protesta 'Rodea el Congreso'.

En un momento determinado, fue reconocido y sufrió una agresión por parte de varios 'manifestantes radicales'. El momento en el que era sacado por los antidisturbios del grupo de personas que lo estaba golpeando fue el que captaron las cámaras de televisión.

Según las fuentes, la confusión entre los antidisturbios se produjo porque el jefe policial se aferró a uno de los manifestantes que le agredía.