Una trabajadora en su oficina
Una trabajadora en su oficina. GTRES

La futura directiva de la UE sobre las cuotas mínimas de mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas de Europa tendrá una cláusula de flexibilidad, por la que las compañías podrán alegar que no han encontrado candidatas, según adelantó este miércoles la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding.

En una conferencia en el Parlamento Europeo sobre igualdad de género en la Eurocámara, en la que han participado diputados de los parlamentos nacionales, Reding reveló algunos de los puntos de su controvertida propuesta, que rechazan abiertamente nueve países de la UE liderados por el Reino Unido.

La comisaria destacó que en su propuesta quedará claro que las cuotas "son una medida temporal" El objetivo último de la iniciativa en la que trabaja Reding es que en los consejos de administración de las empresas europeas exista un cupo del 40% de directivas en las empresas más importantes del continente. Según los datos de la CE, en las empresas de la UE solo un 13,7% de los miembros de consejos de administración de empresas son mujeres, según los datos de Bruselas de enero de 2012.

Reding reveló que existirá una "cláusula de flexibilidad", esto es, que las empresas que justifiquen que no han sido capaces de encontrar a una mujer capacitada para el cargo queden eximidas de cumplir con la cuota. "Si no hay manera de encontrar candidatas mujeres las empresas podrán activar esa cláusula y habrá flexibilidad para su caso", explicó Reding.

La comisaria apuntó que presentará "pronto" su propuesta, que todavía está siendo estudiada por la Comisión y en la que además del departamento de Justicia también trabajan los comisarios europeos de Economía, Mercado Interior, Empleo, Industria. La comisaria destacó que en su propuesta quedará claro que las cuotas "son una medida temporal" y que "dejarán de estar en vigor la directiva en cuanto se asuman los umbrales de paridad".

Además, apuntó que el principio general que regirá la medida será el de que ante una misma plaza si hay un hombre y una mujer con la misma capacitación, la vacante sea para la candidata". Finalmente, respecto a las sanciones para las empresas que no cumplan con los cupos del 40%, la comisaria señaló que la amonestación "dependerá de los Estados miembros".

Se aplicará la sanción prevista en la norma nacional en caso de incumplimento En el caso que un país tenga una legislación propia para fomentar la paridad, como ocurre en España y en otros 11 países de la UE, se aplicará la sanción prevista en la norma nacional. Reding no avanzó qué ocurrirá cuando una empresa no cumpla con la directiva y la ley de su país tampoco prevenga medidas vinculantes para aumentar la presencia de las mujeres en altos cargos.

Fuentes parlamentarias explicaron que las medidas de flexibilización de la directiva podrían ayudar a que los países que se han mostrado en contra de la medida fueran menos reacios a aceptarla. Nueve países sería mayoría suficiente de bloqueo en el Consejo, por lo que la CE se arriesga a que su propuesta nazca muerta si no presenta un texto que ayude a suavizar las reticencias del grupo de Estados que han firmado la carta.