La diputada regional del PSOE, Blanca Fernández, ha demandado una respuesta tanto a la presidenta de Castilla-La Mancha, Dolores de Cospedal, como al delegado de la Junta en Ciudad Real, Antonio Lucas-Torres, para que expliquen "cómo es posible que el jefe de gabinete de éste último, José Herrera, haya reconocido públicamente que en la actualidad sigue desempeñando sus funciones cuando está oficialmente cesado".

Esta cuestión será planteada por Fernández en las Cortes regionales junto a otras "irregularidades" que se podrían estar produciendo en este caso del asesor José Herrera.

El PSOE, según ha indicado en nota de prensa el PSOE, quiere saber en primer lugar si ese cargo designado a dedo por Cospedal y Lucas-Torres sigue cobrando su nómina con el dinero de todos los castellano-manchegos.

También reclaman que aclaren "por qué a este asesor le conceden la licencia y el privilegio de no pisar por su lugar de trabajo en lo que supone una discriminación aberrante respecto al resto de empleados públicos que han logrado su plaza por concurso, mérito y capacidad".

La diputada socialista espera "una respuesta que sea lógica y creíble a una pregunta que es muy sencilla de aclarar sin rodeos, tapujos y ambigüedades", y también una respuesta sobre todo lo que sucede en "la eterna lista de enchufismos llevados a cabo por el propio José Herrera en la zona de Cabañeros".

"Sólo así se explica que todos los trabajadores fijos que el amigo y confidente de Lucas-Torres ha colocado en la Mancomunidad de Cabañeros y en el Grupo Acción Local", sean candidatos por el PP en las distintas localidades de la comarca, ha denunciado Fernández.

En este sentido, Fernández ha manifestado que "es curioso que con la grave situación de desempleo que sufre la comarca y pese al buen nivel de formación de los jóvenes, las dos últimas contrataciones hayan sido para familiares directos de concejales del PP", pues la psicóloga del Centro de la Mujer es hermana de un edil de Arroba y el abogado es hijo de una concejal de Navalpino.