Banco Central Europeo
Dos empleados trabajan en la sede del Banco Central Europeo (BCE). GTRES

La banca europea se ha recapitalizado con más de 200.000 millones de euros entre diciembre de 2011 y junio de 2012, según la evaluación final anunciada este miércoles por la Autoridad Bancaria Europea (ABE).

En cuanto a los bancos españoles, la ABE precisa, en línea con la auditoría de Oliver Wyman, que Banco Santander, BBVA y Caixabank "no necesitan más capital en ningún contexto", mientras que Bankia requiere los 24.743 millones de euros ya identificados. El Banco Popular, que registró un déficit de 3.223 millones de euros según esa consultoría, cumple con creces los requisitos de recapitalización de la ABE, de acuerdo con el organismo.

No ha supuesto una "reducción significativa" de la concesión de préstamos a las empresas y particulares En total, la Autoridad Bancaria Europea sometió a este ejercicio de recapitalización a 71 bancos europeos, de los cuales, quitando a los griegos y españoles sometidos a reestructuraciones particulares, 27 necesitaban aumentar su capitalización.

La ABE confirmó este miércoles que estos 27 bancos se han recapitalizado con 116.000 millones de euros adicionales, frente a los 94.400 millones que se computaron el pasado julio en el informe que elaboró el organismo con datos provisionales.

La banca europea supera ahora de media el requisito fijado de un 9% de Core Tier 1 (capital de calidad frente a activos de riesgo). "Los bancos europeos han hecho progresos significativos para mejorar sus posiciones de capital y fortalecer la resistencia en términos generales del sistema bancario europeo", declaró este miércoles el presidente de la ABE, Andrea Enria.

Con este ejercicio de recapitalización, iniciado en diciembre de 2011 a fin de generar reservas frente a la crisis de deuda soberana, y las ayudas ofrecidas por la Unión Europea (UE), "se han inyectado más de 200.000 millones de euros en el sistema bancario europeo", afirmó.

Esta recapitalización se efectuó mediante la retención de ingresos, la gestión de activos de riesgo y nueva emisión de bonos, y no ha supuesto una "reducción significativa" de la concesión de préstamos a las empresas y particulares, según la ABE. Enria reconoció que los bancos están ahora "en mejor forma para financiar a la economía real" pero "deben continuar por el camino que dispone el nuevo marco regulador", ya que el entorno "continúa presentando un desafío".

En este sentido, el presidente de la ABE anunció que próximamente se pedirá a los bancos que presenten planes de capital para asegurar una fácil convergencia a la nueva regulación europea de requerimientos de capital (CRD IV/CRR), encaminada a fortalecer el sistema financiero.