La cosecha de cítricos de la Comunitat Valenciana en la campaña 2012-2013 será de 3.013.856 toneladas, lo que supone un descenso del 4,9 por ciento en el volumen de producción respecto al pasado ejercicio, según las estimaciones realizadas por los servicios técnicos de la Conselleria de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua.

En un comunicado, la Generalitat informa de que los datos del aforo por grupos revelan una caída del 12 por ciento en la producción de mandarinas, que se cifra en 1.383.867 toneladas, con descensos significativos en el subgrupo clementinas y en el de mandarinos e híbridos.

En concreto, en este grupo, las clementinas presentan una merma del 10,18 por ciento que se reparte de forma equilibrada entre las tempranas, las de media temporada y las tardías.

Entre las variedades con más peso destaca la bajada del 13,49 por ciento de la clemenules, mientras que el descenso más acusado se da en el subgrupo híbridos, que cae un 27,73 por ciento por la fuerte reducción de la producción de ortanique, clemenvilla y fortune. Por el contrario, la cosecha de satsumas crecerá un 21 por ciento.

En el caso de las naranjas, se prevé una cosecha de 1.422.679 toneladas, lo que supone un moderado incremento del 3,68 por ciento respecto a la campaña 2011-2012, han indicado las mismas fuentes.

Dentro de este grupo, destaca el aumento de un 4,12 por ciento del subgrupo navel por el aumento de las navelinas y del 1,97 por ciento de las blancas, tras la subida de la valencia late un 9,7 por ciento.

La producción de limón cae un 7,65%

En cuanto a la producción de limón en la Comunitat, presenta un descenso del 7,65 por ciento y la cosecha se situará en torno a las 200.987 toneladas. Por variedades, la verna cae un 36 por ciento mientras que la fino registra un crecimiento del 14,5 por ciento.

Por su parte, el pomelo sube un 2,35 por ciento para situarse en las 6.323 toneladas.

Por provincias, la estimación del aforo para Valencia revela una producción de 1.843.577 toneladas, un 4,55 por ciento menor a la de la pasada campaña, mientras que en Castellón la previsión es de 567.214 toneladas, con un descenso del 6,67 por ciento, y en Alicante, de 603.065 toneladas, con una caída del 4,18 por ciento.

Fruta de excelente calidad y calibres adecuados

Desde Generalitat indican que la campaña "presenta en estos primeros compases una fruta de excelente calidad y unos calibres adecuados para abastecer los mercados con garantías".

Al respecto, subrayan que las últimas lluvias registradas en la Comunitat "van a contribuir, incluso, a una mejora de los calibres que debe repercutir en un mayor valor comercial de la fruta".

Así, las mismas fuentes sostienen que estos factores, junto a la merma en la producción que reflejan los datos del aforo, "representan un escenario favorable para que la campaña se desarrolle con buenos precios para el agricultor".

En este sentido, desde el Consell se reclama "colaboración" y "responsabilidad" entre los distintos operadores citrícolas y se insta al uso del contrato de compra-venta aprobado en el seno de la interprofesional citrícola Intercitrus.

Asimismo, recuerdan que todos los operadores del sector se adhirieron el pasado mes de febrero al Código de Buenas Prácticas Comerciales de la Comunitat Valenciana, cuyo objetivo es "promover un marco de relaciones de mercado transparentes que favorezcan el equilibrio de la cadena agroalimentaria".

Consulta aquí más noticias de Valencia.