El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Jamón de Huelva ha asegurado este miércoles que la propuesta de la Norma de Calidad del Ibérico, que está elaborando el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, "sigue induciendo a error" al consumidor.

Según ha informado el Consejo Regulador en una nota, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ya tienen "prácticamente elaborada" su propuesta de modificación de la actual Norma de Calidad del Ibérico.

Ante esto, Jamón de Huelva ha manifestado que el análisis y diagnóstico realizado por el Ministerio es "imagen fiel de la situación real" del mercado del ibérico desde el ganadero, pasando por el industrial, hasta el consumidor.

Así, la estrategia que proponía el pasado mes de julio el Ministerio era modificar la Norma de Calidad del Ibérico tanto en el factor racial como en el factor alimentación para tratar de reconducir la situación de crisis en la que se encuentra el sector y sus operadores.

Destacan que "lamentablemente, y después de oír a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y a la interprofesional del Cerdo Ibérico en días pasados, parece ser que la propuesta de modificación de la Norma de Calidad en la que está trabajando el Ministerio" y que, posiblemente, vaya a ser presentada por escrito en los próximos días, "seguirá induciendo a error al consumidor y no reconducirá la situación de crisis en la que se encuentra el sector, ya que permite que se siga usando el término 'Ibérico' para cerdos procedentes del cruce de ibérico y de la raza Duroc".

El Consejo Regulador considera, y de esa forma lo ha trasmitido reiteradamente al Ministerio, que para evitar seguir induciendo a error al consumidor deben diferenciarse dos designaciones en el factor racial: 'Ibérico' (cerdo descendiente de progenitores ibéricos puros inscritos en el libro genealógico) y 'cruzado', —cerdo descendiente de progenitora ibérica pura y de progenitor Duroc inscritos en sus respectivos libros genealógicos—.

En concreto, los Consejos Regulador de las Denominaciones de Origen Protegida (DOP) Dehesa de Extremadura, Jamón de Huelva y Los Pedroches remitieron el pasado julio un escrito al Ministerio solicitándole que la modificación incorporase las designaciones raciales: "ibérico" y "cruzado".

En definitiva, la Norma de Calidad del Ibérico para Jamón de Huelva es "un requisito más de los muchos que tienen que cumplir los cerdos, los jamones y las paletas para conseguir ser amparados por la Denominación de Origen". Sin embargo, el Consejo Regulador como Institución está trabajando para que con esta modificación de la Norma de Calidad "no se siga induciendo a error" al consumidor, potenciar la genética ganadera autóctona, proteger el ecosistema de la Dehesa, valorizar económicamente el sector del ibérico tradicional y mantener el posicionamiento del estandarte de la gastronomía de España justo al lado de las excelencias mundiales.

Consulta aquí más noticias de Huelva.