El Teatro Romea, que a final de mes celebrará sus 150 años, acoge desde este jueves y hasta el sábado la obra 'Yo, el heredero', una comedia amarga sobre la herencia y la caridad cristiana, protagonizada por Ernesto Alterio, Concha Cuetos, Fidel Almansa y José Manuel Seda, entre otros.

Se trata de una obra que "viene muy justa al momento que estamos viviendo", una comedia "deliciosa" y un espectáculo "en mayúsculas" gracias a la arquitectura y "sabiduría" de Eduardo de Filippo (Nápoles, 1900-Roma, 1984), que siempre se preocupó del espectador, "apelando a la inteligencia de éste", ha explicado su protagonista, Ernesto Alterio.

A su juicio, tiene mucho que ver con el autor, Eduardo de Filippo, "que era un cómico amargo" y más allá "tiene que ver con la vida, que es tragicómica en su esencia". Se trata de una crítica social a ciertas formas de altruismo contada con recursos cómicos, ha agregado Alterio, que interpreta a Ludovico Ribera, un hombre sabio y viajado que desembarca en la familia adinerada y filantrópica que mantuvo a su padre durante 37 años.

Alterio, que se ha mostrado maravillado con el Teatro Romea, ha asegurado que con esta función "ha pasado algo muy mágico", resaltando al director y la comunión entre ambos, así como la conexión con el texto y el personaje, algo, que en su opinión, "recibe el espectador".

Igual o más fascinada por el teatro se ha mostrado Concha Cuetos, del que ha señalado "siempre ha sido una joya y ahora, tras su arreglo, es una joya pulida y mimada", además, ha subrayado, "forma parte de la tradición teatral de este país", por lo que, a su parecer, no hay una buena gira "si en ella no está incluida el Romea".

Asegura que, tal y como rezan unos carteles de promoción, "recetaría" 'Yo, el heredero', porque "estoy convencida de que es otro diamante pulido". "Es una función que requiere de todo un rito", aunque para este "es necesario un templo" como el Teatro Romea, "uno de los grandes templos teatrales de España y del mundo".

La actriz, muy emocionada a su vuelta al teatro murciano, ha tenido unas palabras para "un gran amigo" con el que estuvo la última vez, Paco Valladares, "a quien siento mucho a mi lado", porque, ha indicado, "esto del rito lo hemos hablado muchas veces".

Tras lo que ha resaltado que el público de Murcia "nunca abandona a los actores" y en los tiempos que corren "no puedo estar sino feliz de estar en esta ciudad maravillosa". Al tiempo que ha tachado a su compañero como "uno de los actores con más talento de su generación".

Por último, el concejal de Cultura, Rafael Gómez, ha hecho un llamamiento para que la ciudadanía acuda a ver "un gran obra, una gran adaptación y producción y un gran texto con dos grandes y excelentes actores".

La obra y el autor

'Yo, el heredero', cuya dirección corre de la mano de Francesco Saponaro, y la producción de Andrea D'Odorico, arremete así de forma brutal contra la caridad hipócrita y la solidaridad mal entendida de una sociedad siempre con intereses ocultos.

Todo tratado en la obra desde una óptica primordialmente cómica, pero que cambia de un género a otro sin problema, pasando de la comedia al drama intermitentemente, acompañando así en su perfectamente planeada inestabilidad emocional al personaje protagonista.

La obra se divide en tres actos a modo de introducción, nudo y desenlace. Entre los dos primeros solo hay un día de diferencia, mientras que en el último figura que ha pasado un mes.

Esta versión está ambientada en la década de los 40 y la acción transcurre en un único espacio, un salón comedor, que constituye uno de los lugares escénicos preferidos por el autor, Eduardo de Filippo, autor también de 'Filomena Marturano', origen de la película con Sophia Loren y Mastroianni 'Matrimonio a la italiana'.

La idea del autor napolitano es sumamente original e incisiva, así como lo son las razones perfectamente argumentadas del hijo del difunto, cuya tesis principal consiste en que por culpa de la caridad de esta familia su padre decidió convertirse en un parásito, un vago que prefirió permanecer cómodamente allí, aun siendo objeto de burlas continuadas, en vez de encontrar un trabajo e ir a buscar a su hijo al que abandonó con cuatro años.

Las representaciones tendrán lugar este jueves 4 de octubre, a las 21.30 horas; el viernes, 5 de octubre (21.30 horas) y el sábado, 6 de octubre (a las 19.30 y a las 22.30 horas). El precio de las localidades es de 25, 18 y 12 euros.

Consulta aquí más noticias de Murcia.