El Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha destacado que la crisis económica ha supuesto el aumento en la Comunidad Autónoma Vasca de delitos como los asaltos a viviendas habitadas, robos con violencia, estafas, delitos societarios y a Hacienda, el impago de pensiones derivadas de divorcio o, incluso, los de lesiones familiares o violencia de género, ya que la gravedad de la situación económica influye en un incremento de "agresividad".

La Memoria de la Fiscalía del País Vasco de 2011, realizada por los 95 fiscales que ejercen en Euskadi y que ha presentado este miércoles Calparsoro, destaca que, pese a que la criminalidad baja un 3,4 por ciento, suben los delitos que afectan a la seguridad ciudadana.

En 2010 se incoó un total de 140.006 procedimientos por hechos delictivos, mientras que el año pasado se abrieron 135.143. El descenso de criminalidad ha sido de un 5,9 por ciento en Gipuzkoa, de un 4,7 por ciento en Bizkaia y de un 0,6 por ciento en Álava.

No obstante, el Fiscal Superior ha destacado "el significativo" incremento en los tres territorios (+14,48%) de los juicios rápidos —de hechos delictivos que afectan, en mayor medida, a la seguridad ciudadana—, de forma que han pasado de 6.823 a 7.818. También han aumentado los juicios de faltas.

Los asaltos a viviendas habitadas han aumentado en un 42 por ciento. Asimismo, se ha producido un incremento del 43 por ciento de los delitos contra la vida y la integridad física, aunque, en su mayoría, han sido en grado de tentativa.

También han aumentado los delitos de lesiones, incluso en el ámbito familiar. Es significativa la cifra de las causas incoadas como riña tumultuaria, generalmente en el interior o salida de establecimientos públicos.

Según ha explicado Juan Calparsoro, en los delitos de lesiones confluyen diversos factores, entre ellos, la tensión personal, familiar y social derivada de la situación de "crisis económica gravísima", que conlleva "un sustancial aumento de la agresividad".

Asimismo, experimentan un incremento los delitos contra la libertad, con ascensos del 6,6 por ciento en Álava, del 20,68 por ciento en Gipuzkoa y del 7,61 por ciento en Bizkaia.

La Fiscalía muestra su preocupación por "el alza" en los delitos de coacciones, que lo hace en un 31,7 por ciento en territorio alavés, en un 25,40 por ciento en Gipuzkoa y un 14,7 por ciento en Bizkaia.

En el ámbito de los delitos contra la libertad sexual, ha habido "incrementos notables" en Álava y Gipuzkoa y "un ligero descenso" en Bizkaia. Juan Calparsoro cree "especialmente preocupantes" los delitos contra la libertad sexual contra menores.

El Fiscal Superior ha citado la pornografía infantil o aquellos delitos que se cometen a través de Internet, aprovechándose del "anonimato que proporciona la red", como el acoso sexual. En cuanto a tráfico de material pedófilo, el ministerio público ha formulado ocho escritos de acusación en 2011.

Asimismo, han aumentado de forma importante los delitos por desórdenes públicos, de 45 en 2010 a 93 en 2011, lo que supone un 106 por ciento, porque "cada vez se es más exigente con la protección del principio de autoridad".

Crisis económica

En relación "directa" con la actual situación de crisis económica, se detectan los delitos contra las relaciones familiares, que se han incrementado en un 39,2 por ciento en Álava, un 15,7 por ciento en Gipuzkoa y un 37,1 por ciento en Bizkaia. En esta línea, ha precisado que "la pobreza genera un caldo de cultivo" para ciertas conductas.

El delito dominante en la crisis es el del impago de pensiones derivadas del divorcio, que ha aumentado notablemente en toda Euskadi por "las dificultades económicas". En concreto, han aumentado de 728 en 1010 a 787 en 2011. En Bizkaia se han producido 253 impagos, 342 en Gipuzkoa y 192 en Álava.

En 2011, se han incoado en las Fiscalías vascas 1.862 juicios rápidos por delito de violencia de género, frente a 1.578 del año, lo que supone un incremento del 18 por ciento. Además, han sido 3.023 las diligencias previas que se han abierto el pasado año, mientras que en 2010 fueron 2.660, estableciéndose el incremento en un 13,65 por ciento. También se han incoado 824 procedimientos abreviados, 13 sumarios y dos procedimientos de jurado.

En delitos de violencia doméstica, excluyendo los de género, ha habido una disminución del 3,16 por ciento de los juicios rápidos incoados durante 2011.

A su juicio, llama la atención la alta incidencia que tienen estos delitos en las relaciones de noviazgo entre jóvenes, lo que "pone de manifiesto la concurrencia de relaciones de dominación y violentas en relaciones que, por su propia naturaleza, no concurren elementos de deterioro de la relación, como puede ser la convivencia prolongada". De los 3.287 casos de violencia de género que se dieron, 498 fueron entre novios que no conviven.

Delitos de estafa

El Fiscal Superior vasco ha destacado el aumento de delitos de estafa en Euskadi en un 15,39 por ciento, pasando de 5.036 a 5.811. En Bizkaia las estafas han ascendido un 16,4 por ciento, en Álava un 29 por ciento en Álava y en Gipuzkoa un 7 por ciento. Estos hechos delictivos están relacionado la actual coyuntura, al igual que el elevado número de desahucios que se tramitan en el ámbito civil.

Las estafas están basadas en el engaño en el momento de firmar préstamos u operaciones que inevitablemente concluyen en desahucios de la vivienda habitual. Este tipo de denuncias, referidas en su mayor parte a prestamistas particulares, tienen su origen "en problemas acuciantes de liquidez, bien del propio afectado bien de un familiar, que llevan a avalar o hipotecar con la vivienda los préstamos concedidos".

También en relación con la crisis económica, se observa "un repunte muy elevado en los delitos de defraudación de fluido eléctrico" o la usurpación de bienes inmuebles, que continua en aumento.

En este año, los supuestos iniciados por esta cuestión han pasado en Bizkaia de 112 a 262, en Gipuzkoa de 63 a 96 y en Álava de 12 a 44, aunque su explicación no tiene que ver sólo con la realidad económica, sino con fenómenos sociológicos de diferente entidad. La condena por estos hechos se consolida jurisprudencialmente, no admitiéndose para la exculpación las alegaciones de existencia o no de notificación de la orden de desalojo, por no exigirlo el tipo penal.

Según ha explicado, "es significativo dentro de los casos incoados la existencia de supuestos que pudieran denominarse reivindicativos, casos en los que entradas en edificios que parecen abandonados, por un elevado número de personas, "cuya finalidad no es la exclusividad de detentación, sino las protestas más variopintas, con ruedas de prensa de muy corto espacio de tiempo, por temas, en muchos casos ajenos al derecho de propiedad o la vivienda".

Delitos societarios

También ha habido un incremento del número de los delitos societarios en los tres territorios en más de un 200 por ciento, "cifra que no es ajena a la coyuntura económica y procesos de reestructuración y crisis de muchas empresas".

En delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social, hay un incremento, ya que se recogen 44 supuestos frente a 30 del año anterior, pero ha de tenerse en cuenta, que junto a ellas, se han presentado denuncias por fraude comunitario, de subvenciones y delito contable, de forma que el resultado final es el aumento frente al año anterior de un 64,52 por ciento.

Asimismo, experimentan un ascenso del 64,85 por ciento los delitos de falsificación de documento mercantiles y públicos. También aumentan los delitos contra la administración pública en un 77,59 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.