El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha insistido en que la intervención que está llevando a cabo desde la mañana de este miércoles el Ayuntamiento en los Baños del Carmen no es un desalojo, sino "una actuación de prevención y de seguridad para prevenir riesgos y dar seguridad tanto a los que están allí como a los vecinos". Ha asegurado que se desarrolla "en términos de diálogo y de forma pacífica" y ha subrayado que corresponde ahora a la concesionaria garantizar que no haya nuevos asentamientos.

"Le decimos a la concesionaria que actúe para que tome medidas, como tal concesionaria, para que no se repitan situaciones parecidas a ésta desde el punto de vista de la seguridad", ha manifestado a los periodistas el regidor de Málaga.

Como ha dicho, "esto ha sido rotatorio y puede haber otras personas que ahora digan voy allá", por lo que es la empresa concesionaria de los Baños del Carmen la que tiene que tomar las medidas adecuadas, como el vallado de la zona de acampada para evitar la entrada de okupas. Al respecto, ha asegurado que "me consta que está en ello".

En líneas generales, los okupas instalados en el antiguo balneario han abandonado la zona de manera pacífica, aunque la Policía sí ha tenido que intervenir en un altercado entre algunas de estas personas y vecinos.

Precisamente, en relación con los okupas, De la Torre ha indicado que "hay de todo", asegurando que hay quienes han aceptado la oferta de irse a un albergue o han pedido billetes para desplazarse a otra ciudad. Así, ha puntualizado que, "aunque tenemos mecanismos de apoyo, cada uno toma una decisión libre y no sabemos si alguno pretende o no volver".

Por el momento, para poder llevar a cabo las actuaciones en los eucaliptos y en la instalación eléctrica, el alcalde ha puntualizado que el espacio debe dejarse libre, ya que supone un riesgo para las personas que lo habitan.

Suelo de la feria

Preguntado por el pago de cinco millones de euros que deberá efectuar el Consistorio por el suelo del recinto ferial de Cortijo de Torres, el alcalde ha aclarado que lo que corrige la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) es el valor del jurado de expropiación y no del Ayuntamiento, afirmando que es "un valor muy equivalente a lo que nosotros pactamos".

Asimismo, De la Torre ha hecho referencia a otras sentencias en relación con la zona hidrológica y forestal del Guadalmedina, que "pedían más de 30 millones de euros y la sentencia lo pone en un millón de euros". Así, ha destacado que "hemos descendido más de 30 millones de euros a favor del Ayuntamiento y de la Junta de Andalucía porque es ésta la que tiene que pagar el 75 por ciento de ese suelo, de acuerdo con el acuerdo que firmamos, en su momento, con la Confederación Hidrográfica del Sur".

El Ayuntamiento de Málaga ya ha transferido a la Gerencia de Urbanismo el dinero necesario para hacer frente al pago por el suelo de Cortijo de Torres, que será acordado en la reunión que mantendrá este jueves el Consejo de este organismo.

Por último, con respecto a la decisión del equipo de gobierno del PP de aplazar la construcción de un quiosco bar en el recinto histórico de la Alcazaba hasta que el proyecto no cuente con la autorización de la Junta, el primer edil ha comentado que "en cualquier proceso de mejora siempre tenemos que respetar la integridad y la protección del edificio", asegurando que "no tiene mayor importancia".

Consulta aquí más noticias de Málaga.