Los sindicatos UGT, CC.OO., CIG y CSIF —como cabezas visibles de una movilización a la que se sumaron 20 organizaciones— han denunciado este miércoles que la Policía Local les "impidió" la entrada al Ayuntamiento de Santiago por una "decisión" que han tildado de "autoritaria" del propio alcalde, Ángel Currás.

En declaraciones a los medios, el responsable de la Federación de Ensino de UGT-Galicia, Marcelino Brea, ha censurado que hubo "problemas para acceder" al Pazo de Raxoi "incluso los delegados de personal". "No nos dejaban pasar", ha sostenido, muy crítico con esta "muestra de autoritarismo" que "no corresponde para nada con este siglo y con una democracia que se entiende madura".

De hecho, ha relatado que en la puerta del Consistorio un agente le requirió no sólo su identificación sino también "un argumentario para pasar". "En ningún ayuntamiento de Galicia se hace", ha sostenido, subrayando que fue "escoltado" hasta la planta superior por "varios números" de la Policía Local.

También el secretario xeral de la Federación de Servizos á Cidadanía de CC.OO, Ramiro Otero, ha subrayado que se les "impidió" la entrada "como ciudadanos" a los integrantes de distintos sindicatos y también "a los propios delegados sindicales del Ayuntamiento de Santiago para que no pudiesen ejercer su labor".

"el ayuntamiento es mío"

"Es una decisión del PP, con el alcalde a la cabeza, para que no haya ningún follón", ha interpretado, convencido de "lo va a intentar por la vía antidemocrática de prohibir cualquier acción reivindicativa de los trabajadores". "Uno que ya no existe decía 'La calle es mía' y este alcalde dice 'El ayuntamiento es mío", ha comparado al fallecido Manuel Fraga con Currás, al que ha recriminado que "parece que aquí entra quién a él le da la gana".

En la misma línea, el secretario nacional de CIG-Ensino, Anxo Louzao, quien ha lamentado que se "impidiera" la entrada pese a "tener mecanismos" para impedir el posterior encierro en caso de que se decidiese llevarlo a cabo. "Lo que no se puede hacer, y es muy común en el PP, es pensar que las dependencias públicas son tu patrimonio", ha juzgado, contrario a esta forma de actuar "autoritaria y represiva".

"Piensan que están en su casa privada y restringen el acceso a aquellas personas que no les son gratas", ha evidenciado, para advertir de que esta postura es "totalmente inadmisible y antidemocrática". "No tienen ningún argumento para impedirnos la entrada", ha sostenido.

A mayores, el secretario de Acción Sindical de CSIF, José Brunete, ha subrayado que después de "46 años viviendo en esta ciudad", toda su vida, "nunca" llegó a "imaginar" que "el alcalde" le impediría "la entrada en la casa del pueblo".

Manifestación contra los recortes

El objetivo de la presencia de los sindicatos en el Pazo de Raxoi era celebrar una asamblea para decidir si mantenían un encierro de 24 horas en dependencias municipales a modo de protesta por los recortes a los funcionarios, como se ha realizado en distintos organismos públicos de toda Galicia.

"Para seguir denunciando la situación de precariedad de los trabajadores públicos, con recortes, congelación salarial y supresión de pagas", ha relatado Ramiro Otero, quien ha criticado que "Feijóo ha bendecido" unos Presupuestos Generales del Estado (PGE), que hacen prever nuevos recortes.

En estos aspectos ha profundizado Anxo Louzao, para quien los funcionarios están siendo "saqueados" en sus "derechos sociales y laborales" y también porque les están "robando parte" de su salario "todos los meses". "Queremos que la sociedad sepa que cuando defendemos nuestros derechos, estamos defendiendo unos servicios públicos que tienen que ser garantes de la igualdad de oportunidades", ha proclamado.

"Estamos haciendo un llamamiento para que la sociedad se sensibilice con el mantenimiento de los servicios, que tenemos tras muchos años de lucha y de trabajo", ha expresado Marcelino Brea, quien también ha advertido de que los PGE, que todavía tienen que ser aprobados por el Congreso, serán "muy restrictivos".

No se ha olvidado tampoco de censurar que los funcionarios están siendo "vilipendiados" con "permanentes rebajas salariales y recortes de derechos", al igual que ha hecho José Brunete: "estamos sufriendo unas agresiones por parte de este Gobierno que no tienen comparación en toda la historia democrática".

Y, tras apuntar que, "en los últimos tres años", los funcionarios perdieron "el 30 por ciento" de su poder adquisitivo, ha explicado que esta movilización también pretende "defender" los servicios públicos frente a un Gobierno que pretende "privatizarlos" para "dárselos a la patronal" y, así, "acabar con el Estado del Bienestar".

No votar al pp el 21-O

En este escenario, el portavoz de la CIG ha advertido a los gallegos de que el 21 de octubre se juegan "mucho". "El primer paso para que terminen estas políticas en contra de los trabajadores públicos y de la sociedad en su conjunto es que el PP pierda la mayoría absoluta", ha defendido, entre críticas a "un gobierno demoledor de todo lo público en beneficio de lo privado".

"Hay que conseguir por todos los medios democráticos que Feijóo no vuelva a ser presidente", ha remarcado, al considerar que el mandatario gallego "está al frente del ejército de saqueadores" porque "va más allá de lo que establece el Gobierno central a la hora de descontar (sueldo) por estar enfermos".

También el representante de CC.OO. ha pedido a la ciudadanía gallega que vote "no a quien está aplicando una política contra el bienestar, la educación, la sanidad, el Estado social, la seguridad...". "Y Feijóo ya ha anunciado que seguirá aplicando políticas de recorte para cumplir el déficit", ha avisado.

Por su parte, el dirigente de CSIF ha criticado los "incumplimientos" del Gobierno y su apuesta por "la privatización de los servicios públicos", mientras que el secretario de Organización de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Juan Carlos Fernández, ha pedido que se tenga en cuenta que el sistema educativo o sanitario "no existieron siempre" y que el PP hizo "abortar" el denominado cuarto pilar del Estado del Bienestar, la dependencia.

De hecho, también desde UGT, Marcelino Brea ha hecho hincapié en que "no es baladí" que una veintena de organizaciones hayan sido "capaces" de juntarse en contra de estas medidas "altamente agresivas" contra los trabajadores y los servicios públicos.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.