Miembros de la Plataforma Galega en Defensa dos Servicios Públicos han realizado encierros en edificios sanitarios y administrativos de toda Galicia para protestar contra los recortes y reclamar "un cambio de modelo".

El coordinador de Área Pública de CC.OO., Ramiro Otero, ha explicado que las acciones comenzaron a las 9.00 horas en diferentes instalaciones de las áreas sanitarias y en edificios administrativos, entre ellos varios de la Xunta, aunque se han excluido los servicios centrales.

En el caso del Ayuntamiento de Santiago, Otero ha informado de que una veintena de personas accedió al interior del edificio y ha denunciado que el alcalde, Ángel Currás, ha impedido la entrada de más personas. "El alcalde ha decidido que el Ayuntamiento es de él y no deja entrar a los ciudadanos", ha reprochado.

Por ello, un grupo que no ha podido acceder se ha concentrado fuera de Pazo de Raxoi, según Otero, que ha señalado que, aunque en un principio estaba previsto que los encierros durasen 24 horas, tomarán la decisión en función de cómo evolucione la situación.

La plataforma denuncia que los recortes que "impone" el PP están provocando "un continuo deterioro" de los servicios públicos que "no afecta solo a los empleados públicos", sino "al conjunto de la sociedad".

En Ourense, en donde la protesta estaba convocada en la Subdelegación del Gobierno, unas 30 personas accedieron a las instalaciones para protestar contra los recortes. La movilización comenzó a las 9.00 horas y se prolongó hasta las 11.30 horas aproximadamente, según han aclarado fuentes de la Subdelegación. La protesta estuvo vigilada por cinco dotaciones de la Policía Nacional y una de la Policía Local.

El portavoz de la Plataforma en Ourense, Pedro Leónides, señaló que el encierro era una "llamada de atención" sobre el "deterioro" que están sufriendo los servicios públicos, debido a las políticas "salvajes que están llevando a cabo los gobierno del Partido Popular".

En este sentido, afirmó que esperaban que "alguien se ponga en contacto" con ellos y no descartaban solicitar una entrevista con el subdelegado del Gobierno en Ourense, Roberto Castro, para hacerle llegar el "rechazo" de dicha plataforma a los recortes. Sin embargo, fuentes de la Subdelegación ourensana han aclarado que nadie les ha trasladado ninguna petición.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.