La Fiscalía Antidroga del Principado de Asturias solicita cuatro años de cárcel para cada uno de los dos hombres acusados de tráfico de estupefacientes en Gijón, y que fueron detenidos por el Cuerpo Nacional de Policía en el marco de la 'Operación Berrea', según una nota de prensa de la Fiscalía. El juicio tendrá lugar este jueves, a partir de las 10.30 horas, en la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón.

Dentro de la misma operación, desarrollada en los años 2006 y 2007, se detuvo a otras 36 personas, que fueron juzgados en el mes de marzo de 2011. Estos reconocieron las acusaciones formuladas contra ellos por la Fiscalía Antidroga de Asturias.

Asimismo, según el Ministerio Público, los imputados, P.S.M., nacido en 1967; y J.A.A.G., nacido en 1969, están acusados de venta de drogas. De acuerdo al relato fiscal, F. P. R., contra el cual ya se ha dictado sentencia, al menos desde el mes de marzo del año 2006 se dedicaba habitualmente a la venta de drogas en Gijón, principalmente en su propio domicilio. Algunas de las personas que le adquirían la droga se encargaban luego de distribuirla al menudeo, es decir, a los consumidores finales.

Entre estas personas se encontraban los dos procesados en esta causa. Por un lado, P.S.M. y su compañera sentimental A.M.S.R., contra la cual ya se ha dictado sentencia, se dedicaban a vender droga en su domicilio, al que acudían numerosas personas, casi siempre de noche. Si bien la principal actividad de venta de droga la realizaba P. S.M., mientras duró la relación entre ambos, era ayudado por su compañera en la venta de cocaína cuando este no se encontraba en casa.

En el segundo caso, J.A.A.G., le adquiría todos los días cantidades de cocaína a F. P. R., que oscilaban entre uno y cuatro gramos para venderla a terceros. A su vez, el principal proveedor de cocaína de este último era C.J.R.M., contra el cual ya se ha dictado sentencia.

Consulta aquí más noticias de Asturias.