La Senda del Duero pretende, a través de sus 37,5 kilómetros, "poner en valor" la Ribera entre las localidades de Bocos y Olivares (Valladolid) entre las que discurre tanto desde el punto de vista natural como cultural y agroalimentario, dada la producción vitivinícola de la zona.

Así se ha puesto de manifiesto durante la visita que han realizado a la misma en Olivares de Duero el presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), José Valín; el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, y la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo.

Precisamente Antonio Silván ha destacado el "eje vertebrador" que supone el río Duero y ha incidido en lo que significa recuperar no sólo la Ribera sino poner en valor toda la "riqueza fluvial, enológica, cultural".

En esta línea, ha señalado que la recuperación de esta "vieja senda" de los pescadores desde Bocos a Olivares ha contado con materia prima propia de Castilla y León, que se ha utilizado en pasarelas de madera y algunos tramos del camino, lo que "contribuye a impulsar un sector importante" como el forestal, de referencia nacional y que genera más de 20.000 euros.

Asimismo, el consejero ha puesto de manifiesto el ejemplo que supone esta actuación en el "compromiso de presente" entre administraciones y también de futuro con los ayuntamientos de la zona.

Precisamente Pilar del Olmo ha agradecido el esfuerzo de la Administración central, a través de la CHD, por la apuesta en este proyecto que considera que supondrá un desarrollo para toda la zona e impulsará el número de visitantes a la misma.

CARACTERÍSTICAS

La Senda del Duero en Valladolid discurrirá por una traza junto al río Duero desde la entrada del río en el término municipal de Bocos de Duero hasta Olivares de Duero con una longitud de 37,50 kilómetros, que tendrá una pequeña ramificación, de unos 2,5, en la margen izquierda del río Duratón desde su desembocadura en el río Duero hasta Peñafiel.

La recuperación medioambiental de riberas se lleva a cabo en las localidades de Bocos, Peñafiel, Pesquera, Quintanilla, San Bernardo y Olivares de Duero.

Con ello se persigue regenerar medioambientalmente los ríos Duero y Duratón y de sus riberas, mediante la recuperación de la antigua senda de pescadores y la plantación de especies autóctonas, restableciendo así el paisaje fluvial característico, además de conectar las localidades y los ríos, permitiendo acercar a la población a este entorno y disfrutar de los usos culturales, educativos y recreativos que les ofrece.

Con este fin y a efectos da dar continuidad a la senda construida se instalan cuatro pasarelas de madera en los términos de Peñafiel (dos), Pesquera y Quintanilla.

Asimismo, se pretende potenciar el desarrollo sostenible de la zona de actuación mediante la potenciación de los recursos económicos, el fomento del empleo y el asentamiento de la población en su lugar de origen.

El conjunto de las actuaciones a llevar a cabo supondrá una inversión de 5.286.064,71 euros, financiada por la Confederación Hidrográfica del Duero dentro del Protocolo suscrito con la Junta de Castilla y León, a quien corresponde el 20 por ciento de la aportación, aunque lo ha adelantado el Organismo de cuenca, algo que ha agradecido Del Olmo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.