El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha asegurado este miércoles que "entiende" la posibilidad de "retrasos asumibles" en infraestructuras como puede ser el AVE o la ampliación de la terminal de Peinador —cuestiones que consideró "irrenunciables"—, a consecuencia de la actuales circunstancias económicas.

Caballero, que participó en un desayuno informativo del 'Fórum Europa. Tribuna Galicia', donde fue presentado por el secretario de los socialistas gallegos y candidato a la Xunta, Pachi Vázquez; ha abogado por "ser realistas". En ese sentido, ha asegurado que, teniendo en cuenta la situación económica, él no será "quien diga que el Gobierno está siendo negligente porque se retrase el AVE un año".

"Entiendo que puede haber retrasos de características asumibles", añadió, citando también como ejemplo otra de las infraestructuras que está realizando el Gobierno central, la terminal del aeropuerto vigués y asegurando también en este caso que comprendería una demora de "un año".

Así, Caballero aseguró que "lo importante es que no se paren los proyectos" —manifestó su reconocimiento a la ministra de Fomento por ello— y, acto seguido, destacó que cuando el Ayuntamiento de Vigo reclama cuestiones "con dureza" es en los momentos en los que se producen "ataques a la ciudad".

Por otra parte, y también sobre el aeropuerto, aseguró tener "confianza de Pachi y su visión de la ciudad, porque tiene una forma de entender Galicia que es distinta a los demás". El regidor criticó la política aeroportuaria de la Xunta, al considerar que "está totalmente equivocada y no entiende que el aeropuerto a potenciar es Vigo", y, en ese sentido, se mostró seguro de que Vázquez tiene una "política aeroportuaria distinta".

Otras infraestructuras

En su intervención, el regidor socialista hizo un repaso por las principales infraestructuras de la ciudad y, sobre la depuradora, destacó que fue un "gran esfuerzo" con "dos grandes actores" que, a su juicio, son el Ayuntamiento y el Gobierno ya que éste "adelanta el dinero a la Xunta". Así, tuvo palabras de agradecimiento al actual ministro de Medio Ambiente, por mantener la actuación "pese a los recortes".

Otra de las cuestiones a las que aludió fue el nuevo hospital que construye la Xunta, sobre el que dijo que es "un gran proyecto" en una forma que "no" le gusta. Así, apostó por un centro "público" y de "excelencia", considerando que el que el Gobierno gallego realiza será "privado, disminuido" y, además, "adeudando".

También tuvo palabras Caballero para la Ciudad de la Justicia y atribuyó su bloqueo a que está "pendiente de la acción por parte de la Xunta", a la que presentó una propuesta de actuación con la que puede "adquirir los terrenos a coste cero". Así, se digirió al candidato socialista y le trasladó su confianza en que "cuando cambie el presidente de la Xunta vea esta oferta".

Cajas y preferentes

El regidor también destacó que, en su día, "hubo un Vigo de las finanzas" pues "Caixanova —que se fusionó con Caixa Galicia y posteriormente se convirtió en Novagalicia Banco— era central en la economía de la ciudad" y, ahora hay "una gran laguna" en ese ámbito.

Caballero insistió en su idea de que el proyecto de Caixanova "era sólido" y que "si Feijóo no la obligase a la fusión sería ahora una institución financiero que funcionaría en SIP y tendría su camino". Por ello, consideró que el actual presidente de la Xunta tiene que "venir a la ciudad y disculparse" así como a explicar "por qué obligó a la fusión".

Sobre el caso de las preferentes, aseguró que se trató de un "inmenso error de todos los que participaron en ellas" y, por tanto, deberá responder por él "todo el que tomó parte". En todo caso, reconoció que esto "no arregla" el problema que tienen los afectados y, en ese sentido, emplazó al Gobierno de España a dar una solución.

VIGO

En su intervención, Caballero reclamó que se "considere" la importancia de Vigo desde el ámbito de las administraciones públicas y ha asegurado ver "con ilusión" que esta "laguna" que existe actualmente se pueda superar con el compromiso con la ciudad que, durante la presentación del alcalde, manifestó el candidato socialista Pachi Vázquez. En ese sentido, aseguró que, si el socialista llega a presidente de la Xunta, la ciudad le exigirá "cada mes" y "cada año" el cumplimiento de ese compromiso.

Asimismo, el alcalde reivindicó su trabajo en aspectos de la ciudad como la automoción y el naval —con el problema del tax lease—, la creación de empleo y el impulso a la educación -con becas y otras medidas—. El alcalde reclamó "una política industrial diferente", políticas en I+D, formación y educación y un "plan de choque" para combatir el paro.

Finalmente, aludió a que Vigo es la que tiene la "menor presión fiscal municipal" de las grandes ciudades españolas y señaló que es el "ayuntamiento más saneado de España".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.