La defensa del bailarín cordobés Joaquín Cortes estudia interponer una demanda por vulneración del derecho a la imagen de su cliente después de que la Audiencia Provincial de Madrid le haya absuelto de delitos de estafa y apropiación indebida de los que había sido acusado por dos inversores argentinos.

Acompañado por su abogado y su representante, el artista ha acudido esta mañana a esta sede judicial para conocer el fallo absolutorio. A su salido, se ha negado a pronunciarse sobre la resolución y se ha limitado a lucir una amplia sonrisa.

Sin embargo, su abogado ha mostrado su satisfacción por la sentencia, que deriva de una querella que se le interpuso por parte de dos antiguos socios en la creación del proyecto multicultural denominado 'Gitana'.

"Esperábamos que se le absolviera, dado que no había responsabilidades. Y, por tanto, estamos conformes y contentos con su resultado", ha recalcado a Europa Press.

De este modo, ha avanzado que tendrán que estudiar el fallo en profundidad para valorar cuál es la vía más correcta para que se pueda reparar su imagen y la perdida del negocio que se ha producido durante este tiempo.

En una sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sala absuelve a Joaquín Cortés, a su hermana, Mariana Pedraja Reyes, y al apoderado de su empresa, Alfonso Durán, de los delitos de estafa y apropiación indebida.

El bailarín se sentó el pasado mayo en el banquillo de los acusados junto a su hermana y el apoderado de la empresa a instancias de una querella presentada por dos inversores argentinos que habían sido sus socios en dicho proyecto. La Fiscalía de Madrid no le ha acusado de ningún delito.

En su declaración, el artista manifestó que el proyecto denominado 'Gitana' se financiaba con parte del dinero conseguido de la explotación de su imagen, ya que, según manifestó, las aportaciones de los socios siempre llegaban tarde. "Yo me dedico a llevar mi danza por el mundo", manifestó Cortés.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.