El presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS), que abastece a los principales municipios del Corredor del Henares incluidos Alcalá de Henares y Guadalajara, Jaime Carnicero, ha anunciado este miércoles la elaboración de un decálogo de medidas tendentes al ahorro de agua para que los ayuntamientos mancomunados hagan llegar hasta los usuarios.

Según ha afirmado Carnicero en rueda de prensa, el objetivo es "que los ayuntamientos adquieran conciencia de que es necesario ahorrar agua y se impliquen en trasladar esa necesidad a los ciudadanos de cada una de sus localidades".

Además, el presidente también ha adelantado que desde la MAS tienen la intención de "entrar en las casas de los usuarios" para hacerles ver que el agua "es un recurso importante" que no hay que malgastar.

Para ello, ha explicado Carnicero, se hará una campaña entre 500 escolares de 5º y 6º de Primaria "para que sean ellos quienes colaboren a concienciar a sus padres".

Año hidrológico "malo"

Jaime Carnicero ha hecho estas declaraciones en la sede de la Mancomunidad cuando daba cuenta de la situación actual del pantano de Beleña que la abastece y de cómo se ha desarrollado el año hidrológico.

Concretamente, el presidente ha asegurado que "ha sido un año hidrológico malo pero que se ha salvado porque se comenzó con 35 Hm3 y eso ha permitido satisfacer las necesidades de abastecimiento".

Jaime Carnicero ha señalado, por otra parte, que actualmente la presa de Beleña tiene 20 hectómetros almacenados y sólo cuando se llegue a 17 se entrará en situación de prealerta, de tal manera que si hubiese "unas precipitaciones normales a lo largo de octubre y noviembre" se podría pasar "de una situación preocupante a otra de normalidad".

En todo caso, ha insistido en la necesidad de ahorrar agua para no llegar a medidas de emergencia como sería utilizar el agua del Canal del Henares "aunque la voluntad es que, en caso de necesidad no acudiésemos al agua del Henares sino a las nuevas conexiones entre Alcorlo y la Planta Depuradora de Mohernando".

Finalmente, Carnicero ha reconocido que los municipios mancomunados siguen teniendo una deuda importante con la Mancomunidad (2.400.000 euros) aunque también ha recordado que hace algunos meses la deuda era mucho mayor "pero los ayuntamientos han ido y deben seguir pagando porque de lo contrario llegaría un momento en el que no podríamos hacer frente al servicio".