El presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de Castilla y León (Concyl), Jesús Aguilar Santamaría, ha confirmado este miércoles que el número de prescripciones de medicamentos que reciben las oficinas de farmacia de la Comunidad ha caído "un 15 por ciento" desde la instauración del copago farmacéutico, ante lo que ha pedido "reflexionar" sobre las razones que explican estos datos.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Aguilar ha contemplado como posibles explicaciones que antes "no hicieran falta" todas las recetas que se expedían, o bien que "sí lo hagan" pero que, a pesar de ello, "no se receta".

El presidente del Concyl ha evitado pronunciarse sobre cuál de las dos opciones pueda ser, pues se trata de un debate que "corresponde a la Administración" y en el que "tendrá que dar explicaciones quien tenga que darlas".

No obstante, Jesús Aguilar ha pedido que "no haya personas que no puedan recibir esos tratamientos", puesto que "al final resulta más caro", por las "complicaciones e ingresos hospitalarios" en que derivan.

En cuanto al abono de las facturas a las oficinas de farmacia por parte de la Consejería de Sanidad, ha subrayado que la Administración "paga las facturas en forma y tiempo", a diferencia "de lo que ocurre en otras comunidades autónomas".

Aguilar Santamaría ha recordado el "esfuerzo" que ha supuesto la adaptación del sistema al nuevo modelo de copago "en tiempo récord", en el que las farmacias han asumido la tarea de información "que no ha dado la Administración".

Por último, el presidente del Concyl ha planteado las dificultades que sufren estos establecimientos, sobre todo en el medio rural, donde a la reducción de ventas de medicamentos se suma "la disminución de la población".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.