Medio centenar de trabajadores de la Administración pública de Calahorra se han concentrado esta mañana, en el Paseo de Mercadal, frente al Ayuntamiento de la localidad en el tercer "Miércoles Negro" convocado por CSIF, según ha informado este sindicato a través de un comunicado.

Desde la central sindical se apunta que "los empleados públicos calagurritanos han aprovechado los minutos de descanso para, sin perjuicio de sus tareas habituales, para manifestarse en contra de los recortes del Gobierno y a favor de lo público como garantía de unos servicios públicos de calidad y para toda la ciudadanía

La protesta cobraba hoy "un mayor sentido, cuando se ha conocido que la afiliación a la Seguridad Social en los sectores de Administración Pública, Educación y Sanidad se redujo en 220.472 personas entre enero y septiembre del presente año en nuestro país, según datos de las estadísticas hechas públicas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social".

Como en la cita de los viernes en Logroño, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios ha acudido "sin siglas y sin pancartas, vestidos de negro con sus conocidas camisetas con la leyenda "Orgullo de ser funcionario".

CSIF pretende que "el rechazo a la política económica del Gobierno y en las distintas administraciones (central, autonómica y local) tengan su alcance a nivel local en los principales municipios de La Rioja". Así, CSIF viene convocado concentraciones en las cabeceras de comarca de La Rioja todos los miércoles.

Con esta iniciativa, CSIF quiere apoyar "a los trabajadores de la Administración riojana que no pueden acudir a las concentraciones convocadas en Logroño, además de insistir en que siempre cuentan con la ayuda de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, estén donde estén". El próximo 'miércoles negro' será en Nájera.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.