El Ayuntamiento de Palma ha iniciado este miércoles los trámites para la eliminación de tres consorcios -el del Baluard, el Pla Mirall Eixample, y del Parc de ses Estacions-, una acción que se enmarca dentro del plan de ajuste del consistorio y que supondrá que el personal de estos organismos pase a ampliar la plantilla de la administración local.

Tras la junta de gobierno, el portavoz del equipo de Gobierno, Julio Martínez, ha señalado que ésta no será la única propuesta de reducción del sector público y ha revelado que "hay más organismos en el punto de mira" para resultar afectados por esta reducción. Así, ha señalado que están todos los organismos "en el punto de mira" a excepción de algunas empresas públicas cuyo servicios se van a continuar prestando como la EMT, Emaya o la SMAP.

Por otra parte, el 'popular' ha señalado que otros de los acuerdos aprobados ha sido uno mediante el cual se declara nulo el convenio urbanístico de la pasada legislatura correspondiente al plan parcial de Son Ferragut. De esta manera, ha explicado, la promotora tendrá que volver a presentar un proyecto de compensación, ya sean metros cuadrados o una determinada cantidad económica.