La Confederación Católica de Padres de Alumnos (CONCAPA) y la Confederación de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) rechazan los convenios que baraja el Ministerio de Educación con centros privados de Cataluña y Baleares para garantizar la escolarización en castellano y recuerdan que es el departamento de José Ignacio Wert el que tienen que "velar" por que se cumpla la Ley.

Las razones de ambas organizaciones en contra de la medida dada a conocer este miércoles son diferentes: mientras CONCAPA —mayoritaria en la escuela concertada— cree que una iniciativa así podría generar guetos, CEAPA —padres de la escuela pública— considera que ningún centro privado puede recibir subvenciones públicas "sea por el motivo que sea".

Según CONCAPA existen cinco sentencias que del Tribunal Supremo basadas en otra del Tribunal Constitucional que obligan a devolver al castellano la condición de lengua vehicular de la enseñanza, por lo que solicita al Ministerio de Educación que haga cumplir la ley, y que "garantice la libertad de elección de los padres".

Esta entidad sostiene, asimismo, que la lengua tiene que servir como vehículo de unión, "pero no para separar ni establecer fronteras", y que la diversidad lingüística de España es un patrimonio cultural que "no puede convertirse en factor de desunión, ni dificultar la movilidad de los españoles".