La Fundación Endesa subvencionará gran parte de las obras de alumbrado artístico de las fachadas de la iglesia de Sant Frances d'Assís de Maó, unos trabajos que se iniciarán mañana jueves y que se prevé que finalicen de cara a las próximas fiestas navideñas, tal y como ha explicado este miércoles en rueda de prensa el rector de la parroquia, Antoni Fullana, quien ha comparecido acompañado por el obispo de Menorca, Salvador Giménez, el delegado en Balears d'Endesa, Manuel Vidal, y la directora de Comunicación de la compañía, María Magdalena Frau.

En concreto, el proyecto contempla la sustitución del alumbrado actual por un nuevo sistema de leds que aportará una visión destacada del relieve y la arquitectura del edificio y que permitirá un importante ahorro energético.

En este sentido, Vidal ha precisado que uno de los objetivos sociales de la Fundación Endesa en colaborar en la mejora y embellecimiento del patrimonio de interés histórico y artístico. "En este caso, hemos huido del tópico de la potencia lumínica para centrarnos en una iluminación que resalte los valores artísticos de la iglesia", ha señalado

La propuesta se basa en la exaltación del volumen del edificio utilizando temperaturas distintas según a la altura donde se ubique la fuente de luz y la importancia de los elementos que integran la iglesia. De este modo, la iluminación cercana a la tierra se realizará en tonos cálidos, la más alta en tonos más fríos y los elementos restantes en temperaturas medias.

De esta manera, se destacarán especialmente a través de la iluminación los arcos de la puerta de entrada a la iglesia, así como las imágenes de la fachada, el campanario y los contrafuertes, según ha detallado Fullana.

Por su parte, el obispo Salvador Giménez, ha remarcado que el hecho de que esta actuación se lleve a cabo en el exterior del edificio supondrá un beneficio para la ciudad, especialmente a nivel turístico. "Hay personas que no entran nunca en la iglesia, pero disfrutarán desde fuera de la imagen de la fortaleza. Maó", ha asegurado.

En esta misma línea, el rector ha reconocido que, a pesar de que la parroquia no necesita esta actuación para su funcionamiento habitual, aceptó la propuesta de Endesa al considerar que incidirá sobre la imagen de la ciudad. "En tiempos de crisis hemos de ser creativos a la hora de buscar soluciones para dar una imagen más positiva de Maó", ha precisado.