Paolo Gabriele
Paolo Gabriele, exmayordomo del Papa, junto al Pontífice en una imagen de abril de 2008. GTRES

Más de un millar de documentos importantes, muchos de ellos originales con la firma del papa, fueron encontrados en la casa de su exmayordomo, confirmaron este miércoles cuatro gendarmes vaticanos en el juicio que se sigue contra él.

Uno de los agentes ha testificado que muchos de los documentos habían sido marcados por el Papa para que fueran destruidos.

Los cuatro gendarmes, que participaron en la detención y registro de la casa de Paolo Gabriele, el exmayordomo del papa, aseguraron también que éste siempre fue tratado "con guante de terciopelo", negando así las acusaciones de malos tratos que ha hecho el mayordomo. 

El comandante dio orden de tutelar a Gabriele, su familia y sus hijos"Desde el primer momento, el comandante de la Gendarmería Vaticana, Domenico Giani, dio orden a todos de tutelar a Gabriele, su familia y sus hijos, lo que en todo momento se hizo. Él mismo nos agradeció el trato recibido. Siempre fue tratado con guante de terciopelo", dijo Luca Cintia, vicecomisario de la Gendarmería, en la tercera audiencia del juicio.

Cintia confirmó que él fue el responsable de la detención y custodia de Gabriele "y siempre fue tratado de la mejor manera posible".

El martes, tras ser interrogado por su abogada, Cristiana Arru, Paoletto, como es conocido el exmayordomo, afirmó que los primeros 15-20 días estuvo recluido en una celda que no cumplía las condiciones necesarias, hasta el punto de no poder estirar los brazos.

También aseguró que sufrió presiones psicológicas, ya que -narró- durante la primera noche se le impidió usar almohada y durante veinte días tuvo encendida la luz las 24 horas.

Gabriele, de 46 años, está acusado de robo con agravantes de documentos reservados del Pontífice, delito por el que puede ser condenado hasta con cuatro años de cárcel. Él se ha declarado inocente.

Los gendarmes llamados a testificar fueron Luca Cintia, Stefano De Santis, Silvano Carlo y Luca Bassetti, que confirmaron que en la casa de Paoletto encontraron "cientos de miles" de documentos de todo tipo, de ellos un millar "importantes".

La próxima audiencia se celebrará el sábado 6 de octubre, día en que se espera concluya el juicio y se conozca la sentencia.