Los sindicatos UGT y CCOO han criticado este miércoles que el subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, "pretende retrotraernos a otros tiempos" al "prohibir una manifestación" este domingo para reivindicar trabajo decente y buscando ser "un alumno aventajado" en el "camino de modulación a ese derecho", que, en cualquier caso, tienen la intención de ejercer.

Así lo han señalado en rueda de prensa los secretarios generales de ambos sindicatos, Manuel Salazar y José Moral, quienes han explicado que la convocatoria, de ámbito nacional y que parte de la Cumbre Social de la que forman parte numerosas organizaciones, se había previsto en un primer momento para el día 8 y como concentración con motivo del Día Mundial por el Trabajo Decente que sí fue autorizada en la capital.

Sin embargo, la convocante decidió cambiar los actos al domingo, de manera que los sindicatos solicitaron permiso para adelantar la concentración ante la Subdelegación añadiendo además la manifestación. El permiso para lo primero se obtuvo después de "muchos intentos" y de que en principio se negara "in voce", mientras que el recorrido por las calles se ha prohibido.

"No perdemos la esperanza vía impugnación de la denegación y que de aquí al domingo entre en razón y autorice el recorrido", ha comentado Salazar, quien ha agregado que, incluso, desde la Administración se planteó cambios al presentado para que "acortarlo" y terminar en la plaza de San Francisco en lugar de en la de Santa María, donde es habitual, ya que allí y a la misma hora confluirá otra autorizada previamente.

Sobre el argumento dado para la negación, ha indicado que "estaba fuera de los diez días de plazo previsto" con el que se debe plantear. Ante esta razón, el líder de UGT-Jaén ha defendido que se trata de "una convocatoria de urgencia y así se le hizo ver" en la propia petición, así como el hecho de que "es en todo el país".

"Creemos que está intentando os principios de modulación del derecho a la manifestación que ya se está comentando por ahí a nivel nacional ser un alumno aventajado y tomar diez centímetros a la delegada del Gobierno en Madrid (Cristina Cifuentes), que ya ha iniciado el camino de modulación al ese derecho", ha lamentado.

Motivos "más que suficientes"

En cualquier caso y a la espera de conocer el resultado de la impugnación, han reiterado que su voluntad es manifestarse porque hay "motivos más que suficientes" cuando "no se cumple ninguna" de las condiciones que definen a un trabajo decente, "estable, seguro y con derechos", sobre todo para los que quieren empezar su trayectoria laboral. De hecho, el lema de la convocatoria de este año es 'Juventud sin empleo, sociedad sin futuro', algo que, según han dicho, es especialmente palpable en la provincia de Jaén, con una tasa de desempleo que "se sitúa ya en el 37 por ciento" y donde "más del 50 por ciento de los menos de 25 años" carecen de un empleo.

Ante esa situación, han censurado la reacción de la Subdelegación, con Lillo "al frente", que "pretende retrotraernos a otro tiempo". "El Gobierno está más pendiente de cercenar el derecho a la manifestación y la protesta que de perder un segundo en preguntarse por qué se produce esto", ha apostillado Moral.

Por ello, han hecho un llamamiento al "gobernador civil", utilizando "adrede" este cargo propio de otra época, que "reconsidere su posicionamiento" y, al igual que en otras capitales, autorice la manifestación en Jaén. De todas formas, han advertido de que "la intención" es realizar el recorrido, de modo que han animado a la ciudadanía a concentrarse ante Subdelegación al mediodía "y a partir de ahí ya veremos como se desarrollan los acontecimientos y las posibilidades de manifestación" en función de "lo que la gente achuche".

Consulta aquí más noticias de Jaén.