El Ayuntamiento de Santiago ha vivido este miércoles una mañana de tensión después de que la Policía Local impidiese el acceso a las dependencias municipales a más de 25 integrantes de sindicatos de la Función Pública, convocados a una reunión para decidir sobre la realización de un encierro de 24 horas para protestar contra los recortes.

Mientras esto ocurría en el exterior, donde los congregados coreaban 'Hay que recortar al Partido Popular' y 'Esto nos pasa por un Gobierno facha', aproximadamente otras 15 personas que habían podido entrar en el Consistorio desplegaban una pancarta —firmada por 20 sindicatos y colectivos— en la que se podía leer 'En defensa de los servicios públicos. No al recorte de nuestros derechos'.

El nerviosismo se incrementó en el momento en que las 15 personas reunidas en el interior del Pazo de Raxoi trataron de entrar en el local de prensa, dado que tenían prevista una comparecencia ante los medios a las 11.15 horas, y la Policía Local bloqueó la entrada advirtiendo de que únicamente podrían entrar los delegados sindicales del Ayuntamiento.

"El alcalde quiere decirnos quien tiene que dar la rueda de prensa", clamaban y, tras intentar dirigirse al pasillo que conduce a las dependencias de los distintos grupos municipales, otro grupo de agentes les cerró el paso. "¡Alcalde, fascista!", gritaban, subrayando lo "increíble" de lo que consideraron "un ataque a la libertad sindical".

'Aquí está, aquí se ve, la democracia del PP', coreaban, antes de que delegados de UGT en el Ayuntamiento compostelano y miembros de la CIG anunciasen la presentación de una denuncia en la comisaría. 'En nuestra mano está que no vuelvan a gobernar', proseguían los cánticos los sindicatos, que avanzaron la convocatoria de una manifestación de empleados públicos en las siete ciudades gallegas el próximo día 15 a las 19.00 horas, en plena campaña electoral.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.