El Comité Permanente de Coalición Canaria en Tenerife, reunido ayer martes con carácter de urgencia, ha advertido de que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) elaborados por el Gobierno del PP "se ceban con los más débiles" y condenan a Canarias a una "definitiva fractura social".

Bajo la presidencia del secretario general de los nacionalistas tinerfeños, Fernando Clavijo, el mencionado órgano de dirección de CC analizó en detalle las cuentas estatales para el próximo ejercicio, tanto en el ámbito insular como en el autonómico, y ha concluido que el PP canario es "incapaz de rebelarse como lo han hecho sus compañeros en Aragón, Valencia o Baleares y decir sin tapujos que estos presupuestos suponen para Canarias más pobreza y menos empleo". "Ni siquiera han tenido arrestos para ello. Han preferido ser sumisos y seguir el chirriante argumentario del PP", apostilló Fernando Clavijo.

"Cuando uno de cada tres canarios está en situación de desempleo; cuando cada vez son más las personas que no tienen tipo alguna de prestación; cuando el umbral de la pobreza tiene un techo cada vez menos exigente, es justo cuando el PP, demostrando una insensibilidad sonrojante, deja casi escuálido el Plan de Empleo para Canarias, que pasa de 42 millones de euros en el presente año a diez el año que viene", ha afirmado el secretario general de CC-Tenerife.

Los nacionalistas tinerfeños han coincidido en señalar que con el PP se han acostumbrado a "las medias verdades, a los mensajes cortoplacistas, a las incoherencias", pues cuando el PP cifra en un 6 por ciento el descenso de las inversiones para 2013 "se está refiriendo sólo a las inversiones directas del Estado —capítulo VI—, ocultando las indirectas —capítulo VII—".

"La única verdad es que en 2013 se reitera el incumplimiento de la ley del REF, ya que mientras la inversión media de las comunidades autónomas es de 228 euros por habitante, Canarias se sitúa en 170 euros", añaden los nacionalistas.

Fernando Clavijo ha criticado que el Gobierno popular haya aplicado una "drástica" reducción (-21%) en las subvenciones destinadas a compensar la insularidad y la lejanía recogidas en la ley del REF (transporte de viajeros, mercancías, desalinización de agua, etcétera), lo que significa que el Estado "aísla aún más a Canarias y recibe un castigo sin parangón".