Menores e Internet
Unas niñas utilizan un 'smartphone' para navegar por Internet. GTres

La adicción a Internet existe y por lo tanto puede ser considerada un trastorno mental más. Es al menos lo que consideran los psicólogos australianos que van a sumar esta adicción en niños y adolescentes a la edición de 2013 de su lista oficial de trastornos mentales.

La adicción a Internet se diagnosticará como severa enfermedad mentalEl uso incontrolado de Internet por parte de los menores va a entrar en esa lista oficial en Australia diagnosticado como una "severa enfermedad mental". Se refieren así a los niños adictos a utilizar no solo el ordenador, sino cualquier dispositivo, como teléfonos móviles o consolas de juegos.

Los psicólogos aseguran que el abuso de Internet y de los juegos electrónicos puede tener las mismas consecuencias que cualquier otra adicción; básicamente, altibajos emocionales y una total falta de concentración cuando estas personas se ven privados de conectarse (síndrome de abstinencia).

Desde hace tiempo que la comunidad internacional discutía sobre si considerar la adicción a Internet como un desorden mental. Al agregar formalmente esta nueva adicción a su manual profesional, la Sociedad Psicológica Australiana ha sentado un precedente.

Un diagnóstico internacional

En realidad, los expertos australianos solo se adelantan unos meses a la tendencia mundial. En mayo, esta ciberadicción será incluida en la oficiosa  Enciclopedia Internacional de Psiquiatría –(el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Health Disorders (DSM-V)– que publica la American Psychiatric Association.

En declaraciones al periódico Sydney Morning Herald, el director del Centro australiano de Investigaciones del Cerebro y Ciencias Psicológicas, Mike Kyrios, asegura que "para los niños la adicción a los videojuegos es una realidad obvia. Pero en general, el uso excesivo de las tecnologías es potencialmente un problema".