El ya exportavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Corts Valencianes y exconseller de Solidaridad e Inmigración, Rafael Blasco, ha asegurado este miércoles que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, "nunca" le ha pedido que deje su escaño en el parlamento autonómico y ha precisado que, si se lo solicita, lo hará. "Siempre consideraré que su decisión es la que busca lo mejor en el interés del partido e institucionales y yo no voy a ser obstáculo en esto", ha aseverado.

No obstante, Blasco, en una entrevista en ABC Punto Radio recogida por Europa Press, ha mantenido que hablar sobre esta posibilidad es "entrar en una dinámica absurda" porque, se ha preguntado, "cómo se le puede negar a una persona algo tan fundamental como es la presunción de inocencia".

En ese sentido, ha recalcado que no tiene "ningún apego a ningún cargo" y prueba de ello, ha apuntado, es que pusiera su cargo de síndic a disposición de Fabra y del grupo popular sin estar imputado. Con todo, ha apuntado que aunque "cualquier decisión que adopte el presidente" la entenderá pero ha insistido en que "no tendría ningún sentido" dejar el escaño para "depurar" si hay alguna responsabilidad, que en su caso se muestra convencido de que no, y para "respetar los principios constitucionales como el derecho de presunción de inocencia y evitar un juicio paralelo".

Sin embargo, argumenta que debe dimitir como portavoz para defenderse de "unas acusaciones sin fundamento" y que el GPP no se vea condicionado por su propia actuación en esta "situación temporal y coyuntural". "Mi dimisión ha sido voluntaria y fui yo quien se la planteé voluntariamente a Fabra en el mes de junio cuando ni siquiera había sido imputado", ha recordado.

Así, ha recalcado que lleva 24 meses sometido a "un linchamiento político" y a una serie de acusaciones "sin fundamento" cuando los delitos que le imputan "no tienen ninguna base jurídica ni ningún fundamento político". "No he intervenido en ninguna desviación de dinero ni de desvío de fondos, ni en ninguna irregularidad administrativa ni de gestión administrativa", ha recalcado Blasco.

De hecho ha apuntado que sólo estuvo al frente de la Conselleria de Solidaridad durante dos meses "del año y pico investigado con conversaciones telefónicas intervenidas". Además, ha afirmado que él no participaba ni intervenía directamente en la gestión administrativa, y que, "desde el punto de vista la tramitación de los expedientes, ha sido impecable".

Conversaciones "falsas"

Del mismo modo, ha asegurado que es "absolutamente falso" que él fuera el interlocutor en una conversación en el que se aludía a una entidad de cooperación como "Negrolandia" y en las que se decía: "primero hay que ocuparse de lo nuestro".

"No he mantenido ninguna conversación en la que se haya utilizado esa terminología, pero sin embargo se ha publicado", ha afirmado Blasco, quien ha insistido en que esas manifestaciones no tienen "ninguna relación" con él. Asimismo, ha afirmado que este diálogo "no está en el sumario ni ninguna trascripción policial habla de esa conversación con él.

En ese sentido, ha criticado que la Policía haya "seleccionado" transcripciones cuando el ordenamiento jurídico dice que lo tiene que hacer la propia jueza. "Hay de hecho conversaciones que no figuran en el sumario y que han sido utilizadas en el auto de la juez del juzgado de Instrucción número 21", ha afirmado Blasco, que ha señalado: "hay una cantidad de anomalías, irregularidades e ilegalidades que precisamente para esto está la justicia ahora para depurarlas y aclararlas".

Consulta aquí más noticias de Valencia.