Debate Obama / Romney
Interior del edificio Ritchie Center de la Universidad de Denver donde tendrá lugar el primer cara a cara entre los candidatos presidenciales, el demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney. María Peña / EFE

El presidente de Estados Unidos y candidato demócrata a la reelección, Barack Obama, y su rival republicano, Mitt Romney, afilan sus armas pocas horas antes de que ambos midan sus fuerzas en el primero de los tres debates televisivos que protagonizarán en pos del voto de los indecisos.

La primera caravana de coches en llegar a la universidad fue la de Romney en torno a las 18.00 hora local (medianoche GMT del miércoles) y una media hora después apareció la de Obama.

El presidente de Obama,  llegó a la Universidad de Denver para echar un vistazo al escenario, en una limusina adornada con banderas de Estados Unidos, tras un recorrido por carreteras desiertas, que habían sido cerradas al tráfico como parte de las extensas medidas de seguridad adoptadas para el debate.

Fuera del recinto universitario, decenas de manifestantes del movimiento de los indignados portaban carteles y mantas con mensajes como "Ocupa Wall Street", "Freno al Imperio", y otros que aludían al equilibrio de poderes en Estados Unidos.

Mientras los dos candidatos velan armas antes de encontrarse a partir de las 19.00 hora local (3h, hora española) en la Universidad de Denver (Colorado) y no han protagonizado actos públicos, sus asesores sí han saltado a la palestra para defender encarnizadamente sus respectivas posturas y buscarán sepultar las aspiraciones presidenciales de su contrincante ante las elecciones del 6 de noviembre.

Así, durante un foro auspiciado por el diario Político, asesores de alto rango de Obama y Romney continuaron sus ataques mutuos sobre la postura de los candidatos en torno a asuntos como la recuperación económica, los recortes tributarios, la inmigración y la reforma sanitaria de 2010, que dominarán el debate nocturno.

Los votantes hispanos son como los demás votantes, quieren saber quién proveerá más empleos para la clase mediEl asesor de alto rango de la campaña de Obama y exsecretario de prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs, señaló que el candidato demócrata se centrará en puntos como la duplicación de las exportaciones; la reactivación del sector manufacturero; el fin de recortes tributarios a quienes "exportan" empleos fuera del país; la contratación de miles de maestros de ciencias y matemáticas, y la reducción de la dependencia de Estados Unidos respecto al petróleo extranjero para 2020. Gibbs añadió que esta contienda se definirá en los nueves estados "bisagra" de Nevada, Colorado, Iowa, Wisconsin, Ohio, Nuevo Hampshire, Florida, Virginia y Carolina del Norte.

El abogado de la campaña de Romney, Ben Ginsberg, dijo en un panel aparte que los tres debates ofrecerán "un contraste de visiones, sin filtro" entre el plan de Romney y las, según él, fallidas políticas económicas de Obama en los últimos cuatro años. Preguntadosbre las cambiantes posturas de Romney en el campo migratorio y si eso le hará perder el voto hispano, Ginsberg indicó: "los votantes hispanos son como los demás votantes, quieren saber quién proveerá más empleos para la clase media".

Obama se preparó para los debates en Henderson (Nevada) mientras que Romney llegó el lunes a Denver, donde participó en un mitin. Además, sus campañas han continuado la guerra publicitaria.

La mayoría cree que Obama "ganará" el debate

Según una encuesta divulgada este martes por la Universidad Quinnipiac, la mayoría de los votantes cree que Obama, que se confiesa tan solo "bueno" en el arte de debatir, ganará las confrontaciones cara a cara. Un 54 % de los probables votantes entrevistados opina que Obama se impondrá en los debates, frente a un 28 % que piensa lo mismo de Romney, según el sondeo.

Obama es un orador talentoso, pero la sustancia será su talón de Aquiles

Obama "es un orador talentoso y experimentado (...), todo el mundo espera que, en cuanto a estilo, él haga un buen papel, pero la sustancia será su talón de Aquiles", dijo Sharon J. Castillo, asesora de la campaña republicana.

Con su pelo encanecido, Obama, de 51 años, ahora luce el peso de sus casi cuatro años en el poder, marcado por las presiones de dos guerras, una débil economía y una perenne pugna con la oposición en el Congreso. Romney, de 65 años, carga con la percepción de que, como empresario multimillonario, está "desconectado" del ciudadano de a pie que afronta un desempleo del 8,1 %, un alto coste de vida y menos poder adquisitivo.

Aunque Obama lidera las encuestas, sobre todo en los estados "bisagra" -incluyendo Colorado-, su flanco débil sigue siendo la lenta recuperación económica, y su campaña no ha logrado despertar plenamente el entusiasmo de las masas que le catapultó a la Casa Blanca en 2008.

El supuesto desliz del demócrata Biden

Los republicanos aprovecharon uno de los comentarios del vicepresidente de Obama, Joe Biden,  durante un acto de campaña: Biden dijo que la clase media estadounidense ha sido "enterrada" en los últimos cuatro años, justamente en los que ha gobernado Obama.

"¿Cómo se puede justificar el aumento de los impuestos para una clase media que ha sido enterrada en los últimos cuatro años?", preguntó Biden a más de 1.000 seguidores. "Gracias, vicepresidente Biden", replicó el asesor del candidato republicano, Mitt Romney, John Sununu en una conferencia telefónica posterior. "Por primera vez en mucho tiempo, tienes razón. La clase media estadounidense ha sido enterrada bajo las fallidas políticas del presidente Obama".

Sin embargo, la campaña de Obama no tardó en responder: "Otro día más, otro ataque desesperado y fuera de contexto de la campaña de Romney", dijo el portavoz de la campaña demócrata Lis Smith.

"El vicepresidente (Biden) lo ha estado diciendo todo el año y lo dijo otra vez en sus comentarios de hoy; la clase media fue castigada por las fallidas políticas de (George W.) Bush que impactaron en nuestra economía, y un voto a favor de Mitt Romney y Paul Ryan es una vuelta a esas políticas fallidas", añadió.  

El polémico vídeo de Romney

Para Romney, será su primera oportunidad ante al menos 50 millones de televidentes de explicar sin filtros el notorio vídeo en el menosprecia al "47%" que apoya a Obama y que, según él, "se creen víctimas", no pagan impuestos a la renta y quieren vivir mantenidos por el Gobierno. Ese vídeo, realizado en mayo pasado cuando aún no se definía como candidato, supone una importante traba para recuperarse de un desastroso septiembre, según observadores.

El debate, de 90 minutos, se transmitirá en directo a partir de las nueve de la noche (01.00 GMT del jueves), en un formato que les permitirá sentarse frente a una audiencia universitaria. Las entradas para el debate en el Magnus Arena del recinto universitario ya se agotaron, y las autoridades han estrechado las medidas de seguridad en todo el perímetro de la universidad, incluyendo el cierre carreteras aledañas.

Los siguientes dos debates se celebrarán el día 16 en Hempstead (Nueva York) y el 22 en Boca Raton (Florida). Los dos candidatos a la vicepresidencia, el demócrata Joe Biden y el republicano Paul Ryan, tendrán su único debate el día 11 en Danville (Kentucky).